Deportes

Squash: El deporte de la velocidad y el rebote

  • noviembre 24, 2023
  • 5 min read
Squash: El deporte de la velocidad y el rebote

Introducción

El squash es un deporte que ha ganado popularidad en todo el mundo debido a su naturaleza apasionante y los beneficios que aporta a la salud. Su historia se remonta a principios del siglo XIX, cuando se jugaba en las prisiones de Inglaterra como una forma de ejercicio y entretenimiento para los prisioneros. 

A medida que el juego se popularizó, se construyeron las primeras canchas de squash en las escuelas de elite británicas. En este artículo de blog Martí aprenderemos más sobre este deporte inglés, su historia, equipo, técnicas y beneficios. ¡No te lo pierdas!

Orígenes y evolución del squash

El squash tiene sus raíces en el juego de “rackets”, una versión temprana del deporte, que se jugaba en las prisiones inglesas en el siglo XIX. El juego se realizaba en un espacio confinado, donde los jugadores golpeaban una pelota contra la pared frontal con raquetas. 

Con el tiempo, el deporte se expandió a otras instituciones educativas y se establecieron reglas más formales. A medida que el squash se popularizó, se construyeron canchas especializadas con dimensiones estandarizadas.

 En 1928, se fundó la Federación Internacional de Squash (WSF), que estableció reglas uniformes y promovió el deporte en todo el mundo. El squash se convirtió en un deporte olímpico en los Juegos Olímpicos de 1900, aunque posteriormente fue excluido, pero su estatus como deporte internacional se consolidó.

Beneficios para la Salud

El squash no solo es un deporte emocionante, sino que también ofrece una serie de beneficios para la salud. Es un ejercicio cardiovascular excepcional que mejora la resistencia y la capacidad pulmonar. 

Durante un partido de squash, los jugadores realizan movimientos rápidos, cambios de dirección y sprints, lo que contribuye a mejorar la agilidad y la fuerza muscular. Uno de los aspectos más destacados del squash es su capacidad para quemar calorías de manera eficiente. 

En una hora de juego, se pueden quemar hasta 600-1000 calorías, lo que lo convierte en un aliado eficaz para perder peso y mantenerse en forma. Además, el squash es una excelente forma de liberar el estrés y mejorar la salud mental, ya que requiere una alta concentración y toma de decisiones rápidas en la cancha.

El squash es un deporte muy accesible.

Equipo esencial para jugar squash

Para disfrutar al máximo del squash, es importante contar con el equipamiento adecuado. Aquí hay una breve descripción de los elementos esenciales:

  • Raqueta: Elegir la raqueta adecuada es fundamental. Las raquetas vienen en una variedad de pesos y tamaños de cabeza, lo que afecta al control y la potencia de tus golpes. Consulta con un experto en la tienda de deportes para encontrar la raqueta que mejor se adapte a tu estilo de juego.
  • Tenis deportivos: Las zapatillas con suela de goma proporcionan un buen agarre en la cancha y ayudan a evitar lesiones. Asegúrate de que sean cómodas y adecuadas para deportes en pista cubierta.
  • Pelotas de squash: Las pelotas de squash vienen en diferentes niveles de velocidad y rebote. Las pelotas más lentas son adecuadas para principiantes, mientras que las pelotas más rápidas son ideales para jugadores experimentados. Asegúrate de usar pelotas aprobadas por la WSF.
  • Ropa deportiva: Viste ropa cómoda y transpirable para moverte con facilidad en la cancha. Muchos jugadores optan por pantalones cortos y camisetas técnicas.

¿Cómo se juega al squash?

El squash se juega en una cancha cerrada de cuatro paredes, con dimensiones específicas. Los jugadores golpean una pelota de goma con una raqueta, intentando que la pelota rebote en la pared frontal y sea difícil de devolver por el oponente. 

Uno de los objetivo es ganar puntos haciendo que el oponente no pueda devolver la pelota o cometa una falta. Este deporte es de turnos, con cada jugador sirviendo alternativamente. 

El que recibe la pelota debe hacer que la pelota golpee la pared frontal por encima de la línea de tiro y por debajo de la línea de out. La partida continúa hasta que uno de los jugadores no puede devolver la pelota dentro de las reglas o comete una falta. El ganador es el primer jugador en alcanzar una cantidad predeterminada de puntos.

Técnicas de golpeo

El squash requiere una serie de técnicas de golpeo y estrategias para tener éxito en la cancha. Algunos de los golpes básicos incluyen:

  • Drive: Es el golpe más básico en el squash, donde la pelota se golpea de manera recta contra la pared frontal. El objetivo es mantener la pelota en juego y controlar el ritmo del partido.
  • Drop Shot: En este golpe, la pelota se golpea de manera suave y controlada para que caiga cerca de la pared frontal, haciendo que sea difícil de devolver por el oponente.
  • Boast: El boast es un golpe en el que la pelota se golpea contra una pared lateral antes de dirigirse hacia la pared frontal. Esta técnica se utiliza para cambiar la dirección de la pelota y sorprender al oponente.

Conclusión

El squash es un deporte apasionante con una rica historia, numerosos beneficios para la salud y accesible para personas de todas las edades y niveles de habilidad. Ya sea que estés buscando una forma emocionante de hacer ejercicio, una actividad para toda la familia o una nueva pasión, el squash tiene algo que ofrecer. ¡Ven, entra a Martí Mx y descubre el emocionante mundo del squash hoy mismo!

About Author

Redacción Martí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *