Deportes Natación

¿Qué es mejor: natación o entrenar en el gym?

  • agosto 1, 2022
  • 4 min read
¿Qué es mejor: natación o entrenar en el gym?

¿Natación o gym? Esta es una duda que puede surgir entre los deportistas, sobre todo aquellos más novatos, es por ello que en el siguiente artículo hablaremos sobre ello. 

La natación y el entrenamiento de fuerza en el gimnasio son dos disciplinas muy diferentes, las cuales aportan grandes beneficios a las personas en términos de salud, mejora del rendimiento físico y composición corporal; no obstante, no se debe hablar de las dos disciplinas por separado sobre sí existe una mejor que otra, al contrario, ambas se pueden complementar muy bien e ir de la mano de cara a mejorar el físico y la salud en general. 

¿Por qué es interesante combinar la natación con trabajo en el gimnasio?

Ya comentaba en un inicio que la natación y el entrenamiento de fuerza en el gym pueden ir de la mano, y es que son deportes muy completos con un sinfín de beneficios. 

En ese sentido, a esto se le puede llamar como entrenamiento híbrido, donde dos disciplinas diferentes se trabajan de la mano, de tal manera que la persona mejore su rendimiento, salud y estado físico. 

Del mismo modo y, teniendo en cuenta que en la natación y el entrenamiento de fuerza se trabaja todo el cuerpo, ambas modalidades pueden tener una relación muy interesante, con el agregado del componente aeróbico del nado. 

Y es que más allá de los objetivos que se tengan, sea perder grasa o ganar masa muscular, la práctica de la natación en conjunto con el entrenamiento de fuerza en el gimnasio, es de las prácticas más completas a realizar, y cuenta con algunos beneficios que comentamos a continuación:

Beneficios

  • Ayuda a mantener un peso saludable en conjunto con una buena alimentación y descanso.
  • Ayuda en la ganancia de masa muscular. 
  • Es una excelente herramienta para trabajar el componente aeróbico y anaeróbico. 
  • La preparación física en general que se consigue, es óptima. 

¿Cómo combinar la natación con el gimnasio? 

Aunque la natación tiene un componente que ayuda en la ganancia de masa muscular, esta no es suficiente, lo mismo con el entrenamiento de fuerza, y es que si bien cuenta con ciertos fundamentos de resistencia, es interesante complementar con otra actividad. 

Es más, si se realiza un análisis más objetivo, ambos deportes se pueden complementar muy bien si se planifican correctamente, ya que el entrenamiento de fuerza trabaja los músculos implicados en la natación, mientras que la resistencia cardiovascular trabajada con la natación, es muy relevante al realizar ejercicios con altas repeticiones. 

Dicho esto, algunas recomendaciones para alternar ambas prácticas son:

  • Alejar al máximo las sesiones entre sí, es decir, si se trabajarán en un día, que exista un margen de al menos seis horas, aunque lo ideal, es que se encuentren en días diferentes. 
  • En el caso que ambas prácticas se lleven a cabo en un mismo día, la prioridad debe estar en el entrenamiento de fuerza, y es que este se debe realizar primero para no generar interferencias, además, la sesión de nado no se verá afectada. 
  • En casa sesión de natación, determina la intensidad a la cual se va a trabajar, pues trabajar en un rango medio no es óptimo, lo ideal es, o bien trabajar con intensidades muy altas, o intensidades bajas durante un tiempo prolongado. 
  • Es fundamental dejar al menos, un día de descanso total a la semana, de modo que le cuerpo recupere toda la fatiga generada y evite el riesgo de lesión, además de mantener un buen rendimiento en los días posteriores, ya que la calidad en ambas disciplinas debe estar siempre presente. 
About Author

Martí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.