Protector solar, ¿por qué debemos proteger nuestra piel?

Picture of Martí

Martí

31 marzo, 2023

protector-solar-importancia

Con el ascenso de la temperatura, las actividades al aire libre vuelven a practicarse con mayor frecuencia, ya sea salir a caminar, hacer ciclismo o, incluso, ir a la playa. Sin embargo, con este cambio de clima, también se hace necesario el uso de un protector solar para evitar problemas en la piel. 

El bloqueador o protector solar es un producto dermatológico necesario durante todo el año, sobre todo en épocas de calor, pues el cuerpo se expone a una radiación que resulta dañina para la salud a corto y largo plazo. 

¿Por qué usar protector solar?

El protector solar es un producto diseñado para proteger la piel de los efectos nocivos de la radiación ultravioleta (UV) del sol.  Está compuesto por ingredientes que absorben, reflejan o dispersan la radiación UV para prevenir el daño en la piel. Por ejemplo, filtros como el avobenzone, octinoxate, homosalate, dióxido de titanio u óxido de zinc.

Su uso es muy importante para proteger la piel de los dañinos rayos ultravioleta, los cuales pueden causar daños a largo plazo en la piel, como el envejecimiento prematuro, quemaduras solares, arrugas, manchas, así como aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de piel. Este producto actúa como una barrera y ayuda a reducir la cantidad de radiación UV que penetra en la piel; de esta manera, se reduce el daño a las células de la piel y se protege contra los efectos nocivos del sol.

Es importante usar protector solar durante todo el año, incluso en días nublados y en invierno, ya que los rayos UV pueden penetrar las nubes y llegar a la piel incluso en días fríos. También se debe aplicar en todas las áreas expuestas de la piel, incluyendo la cara, el cuello, las manos y los brazos.

¿Cómo elegir el protector solar adecuado?

Elegir el protector solar adecuado es importante para proteger la piel de forma completa. Por esa razón, te dejamos algunos consejos que puedes tomar como guía para tomar una mejor elección:

  1. Considera tu tipo de piel: Elige un bloqueador que se adapte a tu tipo de piel. Si tienes piel sensible, busca uno sin fragancias y con ingredientes suaves. En cambio, si tienes piel grasa, elige uno que sea no comedogénico y de rápida absorción.
  2. Busca un factor de protección solar (SPF) adecuado: Verifica que el protector solar cuente con un SPF de al menos 30 para proteger tu piel de los rayos UVA y UVB. Si tienes piel clara o pasas mucho tiempo al sol, considera usar un SPF más alto. Aunque eso sí, como bien refiere la Sociedad Americana Contra el Cáncer, ninguno ofrece una protección total, así que no hay que confiarse.  
  3. Verifica los ingredientes: Busca un bloqueador que contenga ingredientes como dióxido de titanio o óxido de zinc, que proporcionan una protección de amplio espectro contra los rayos UVA y UVB. Los rayos UVA tienen una longitud de onda más larga y pueden penetrar en las capas más profundas de la piel, por lo cual son los causantes del envejecimiento prematuro de la piel. Por su parte, los rayos UVB tienen una longitud de onda más corta y son los principales causantes de las quemaduras solares. Estos rayos también pueden causar daño a la piel y contribuir al riesgo de cáncer de piel. Por lo tanto, es importante elegir un protector solar que ofrezca una protección de amplio espectro contra ambas radiaciones.
  1. Considera la actividad que realizas: Si planeas estar en el agua o sudar mucho, busca un producto resistente al agua y al sudor. En cambio, si planeas estar al sol por un período prolongado de tiempo, considera usar uno con protección de larga duración.
  2. Elige una textura adecuada: Elige una textura que se adapte a tus necesidades. ¿A qué nos referimos con esto? Si tienes piel seca, busca un protector solar que hidrate tu piel, pero si tienes la piel grasa, elige aquel que tenga una textura liviana que se absorba rápidamente.
  3. Verifica la fecha de vencimiento: Finalmente, verifica la fecha de vencimiento del producto antes de comprarlo y asegúrate de reemplazarlo regularmente, ya que su efectividad puede disminuir con el tiempo.
  4. Aplica el bloqueador adecuadamente, siguiendo las instrucciones del fabricante y aplicándolo de manera uniforme en todas las áreas expuestas de la piel. También es recomendable volver a aplicar el protector solar cada dos horas o después de sudar o nadar, ya que la sudoración y el agua pueden reducir la efectividad del producto.

Recuerda que la protección solar no es solo para días soleados, sino que debes usarlo todos los días, incluso en días nublados, para proteger tu piel de los rayos UV dañinos. Asimismo, toma en cuenta que puedes encontrarlos en una variedad de formas, incluyendo lociones, cremas, aerosoles y geles; elige la que mejor se adapte a tus necesidades. 

Además de esto, es importante complementar la exposición al sol con productos que ejerzan una protección extra, tal como unos lentes de sol o un a gorra, así que no dudes en buscar en Martí los complementos perfectos para tus salidas al aire libre. 

Visita nuestras secciones de Lentes de sol y Gorras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Post