¿Por qué el deporte es clave para la autoestima femenina?

Picture of Martí

Martí

13 marzo, 2023

deporte-autoestima-femenina

Aprende ¿Por qué el deporte es clave para la autoestima femenina? Ya que la autoestima es, en esencia, la valoración que tenemos de nosotros mismos; es una forma de medir lo mucho o poco que nos apreciamos.

Para sorpresa de muchas personas, en los últimos años se han llevado a cabo diferentes estudios en donde se ha concluido que el deporte y la actividad física puede llegar a ser una forma muy eficiente a la hora de mejorar la valoración que tenemos en nosotras mismas. Y, sí, lucir bien en el espejo; sentirnos empoderadas por la imagen que poco a poco vamos esculpiendo es una de las tantas causas de esto, pero, muy importante, no es la única.

Una muy buena autoestima es capaz de mejorar nuestro crecimiento mental, lo que juega un papel muy importante en los pensamientos que tenemos y los sentimientos que desarrollamos hacia los demás. Usualmente, las personas con una buena autoestima se valoran a sí mismas de una manera mucho más positiva.

La actividad física es uno de los elementos más importantes a la hora de desarrollar una sana y buena percepción de nosotras mismas, promueve un mejor bienestar psicológico y nuestra satisfacción corporal.

Debemos recordar siempre que la realidad dependerá de lo que cada una de nosotros construya, pero esto no significa que la autoestima deba estar encasillada en una sola cosa, y aquí viene un pequeño truco: La autoestima está muy relacionado con el cómo nos percibimos y el nivel de nuestras capacidades.

La salud mental, la autoestima y el deporte

La actividad física puede llegar a producir diferentes mecanismos que resultan sumamente beneficiosos para nuestro cerebro, concretamente, nos permitirán controlar mucho mejor nuestros estados de ánimo, así como la presentación de nuestra imagen como persona; esto es algo que tiene un impacto directo en lo que viene a ser nuestra autoestima.

Por ejemplo, hace un par de años se llevó a cabo un estudio en donde se encontró que llevar a cabo una actividad física entre moderada y vigorosa tenía un efecto inversamente proporcional a las posibilidades de sufrir depresión.

Esto quiere decir que, si realizamos algún deporte con una cierta demanda energética (de nuevo, entre moderada y vigorosa) se reducirán considerablemente las posibilidades de que suframos depresión.

Por otro lado, se ha estudiado con cuidado el impacto que tiene en nuestra salud mental el deporte y la actividad física relacionada con la resistencia y la fuerza; como no podía ser de otra manera, esto afecta directamente nuestro cuerpo, incluyendo nuestra menta.

Así pues, resulta que un entrenamiento donde se requiera de fuerza puede estimular todo nuestro sistema hormonal para hacernos sentir una sensación de completitud y satisfacción, aliviando de esta forma cualquier tipo de estrés.

Todo esto quiere decir que en la medida que seamos capaces de llevar un estado de ánimo positivo por medio del deporte y la actividad física, alejándonos de problemas como la ansiedad y depresión, tendremos cada vez más posibilidades de que la percepción que tenemos de cada una de nosotros vaya mejorando con el tiempo, haciendo que sea posible tener vidas mucho más plenas y satisfactorias.

Visita nuestra sección de Mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Post