Lesiones comunes de un corredor principiante

Picture of Martí

Martí

16 febrero, 2023

lesiones-comunes-de-corredor-principiante

Cuando se decide hacer ejercicio, una de las opciones principales en las que se piensa es el running, ya que no solo ofrece grandes beneficios para el cuerpo y la quema de calorías, sino también es una opción asequible para las personas.

Si bien salir a correr puede resultar algo muy sencillo, no lo es del todo y requiere que quienes lo pongan en práctica por primera vez, lo hagan de forma responsable y conociendo siempre sus límites; sobre todo, tomando en cuenta que al carecer de una correcta técnica pueden surgir distintos problemas. Por ese motivo, a continuación te contamos cuáles son las lesiones más comunes de un corredor principiante y a qué se deben.

Lesiones frecuentes de un corredor principiante

Salir a correr es una forma de ejercitar al cuerpo bastante completa y funcional, pues no solo permite acelerar el metabolismo, sino también mejorar la salud cardiovascular y pulmonar. En cuanto comiences una vida running, no querrás dejar de hacerlo, pero toma en cuenta lo siguiente y procura evitarlo.

Contractura y sobrecarga muscular

Se refiere a una contracción producida en los músculos, la cual surge a partir de una exigencia excesiva sobre estos tejidos, así como también ante una mala ejecución de la zancada. Esto genera dolor en la zona o una contractura; es decir, genera un endurecimiento del músculo.

Una forma de evitar esta lesión, de acuerdo con Cuídate plus, es mediante la realización de un calentamiento adecuado, así como a partir del establecimiento de un entrenamiento óptimo para cada persona; en este caso para un corredor principiante. ¡No exijas de más a tu cuerpo!

Fascitis plantar

Corresponde a una inflamación en la fascia plantar; es decir, en el tejido que se desprende desde los dedos hasta el hueso del talón. La fascitis plantar ocasiona un dolor punzante sobre esta zona después de un largo rato de reposo, cuando se comienza a hacer una actividad física o en ascensos. Generalmente, afecta a las personas con un arco muy pronunciado o con el pie plano, así como a aquellos corredores que mueven mucho su pie mientras corren o tienen obesidad.

Este padecimiento es frecuente cuando un corredor principiante aún no perfecciona su técnica al correr o todavía carece de fuerza en sus músculos inferiores. Ante estos casos es necesario realizar estiramientos o ejercicios para fortalecer la musculatura de la pierna y el pie.

Periostitis tibial

Esta afección se caracteriza por provocar dolor en la tibia —espinilla— y suele ocurrir debido a una sobrecarga en esta área; incluso, en la parte externa puede llegar a sentirse una hinchazón. Ahora bien, ¿por qué sucede la periostitis tibial? Una de las razones principales de esta dolencia es el incremento, no progresivo, de la intensidad de una rutina, lo cual ocasiona un sobreentrenamiento sobre este tejido.

Es muy común que un corredor principiante desee experimentar cambios rápidos y visibles, por lo cual decida incrementar de forma desmedida la potencia del entrenamiento, por lo cual se deberá evitar estos cambios tan repentinos, así como darle un tiempo de recuperación y descanso a la tibia.

Síndrome de cintilla iliotibial

Es una inflamación e irritación que se produce sobre la banda iliotibial, que es un tendón que se desprende desde el hueso pélvico hasta la rodilla y sucede a partir del roce continuo entre la tibia y el hueso, lo cual ocasiona dolor y la sensación de quemazón en esta zona. De acuerdo con el sitio MedlinePlus, es una afección frecuente en un corredor principiante, ya que puede llegar a arquear las piernas mientras corre, olvidar calentar los músculos o tener un estado físico no tan favorable.

Una de las formas en las que se puede evitar este síntoma es mediante la puesta en práctica de ejercicios de estiramiento antes de comenzar a correr, así como también mediante rutinas que fortalezcan los músculos centrales del cuerpo y los de la pierna: sentadillas, zancadas, elevaciones, puentes, etc.

Tendinopatía del Aquiles

Una de las lesiones más comunes cuando se comienza a correr es la tendinopatía sobre el talón de Aquiles; es decir, aquel que enlaza los músculos anteriores de la pantorrilla con el hueso del talón. Corresponde a una sobrecarga sobre esta zona que ocurre cuando un corredor principiante incrementa la intensidad y kilómetros al correr, lo cual produce un dolor agudo sobre esta parte del pie.

Para evitar esta lesión es necesario hacer cambios en el entrenamiento de forma progresiva y a partir del nivel o grado de experiencia que se posee, así como fortalecer los músculos de la pantorrilla. Todo esto aunado a un correcto calzado que minimice los impactos producidos y que proporcione un correcto soporte.

Estas son algunas de las lesiones más frecuentes en un corredor principiante y cada una puede evitarse de diferentes formas; sin embargo, en todos los casos se vuelve necesario contar con unos tenis para correr que proporcionen una buena amortiguación en cada zancada y suavicen la energía que recogen los pies, así como también que tengan una buena tracción y sujeción; un ejemplo de ello son los tenis adidas Correr Duramo SL que cuenta con una entresuela Light Motion que proporciona una comodidad versátil, adaptable a los distintos tipos de pisada. O los Adidas Correr Pureboost 22 que, gracias a su tecnología Stretch Web y Boost, proporcionan mayor estabilidad y retornan la energía que absorbe el pie para tener un mayor rendimiento.

Toma en cuenta todas estas lesiones que afectan a un corredor principiante y procura llevar a cabo todas aquellas recomendaciones que te dimos para evitarlo. Encuentra en nuestra sección de Running los mejores tenis para correr que te ayudarán a minimizar riesgos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Post