Yoga para niños, una opción segura y relajada para movilizar el cuerpo

Picture of Martí

Martí

2 febrero, 2023

yoga-para-niños

Quizá has llegado hasta aquí atraído/a por el título de este artículo, pues pensabas que el yoga solo era practicado por adultos, pero no es así: esta disciplina es ideal para todos, incluyendo niños; de hecho, esta es una de las grandes cualidades de esta práctica milenaria, pues se adapta a las necesidades de cualquier persona.

El yoga para niños es una excelente opción para favorecer el desarrollo físico y mental de los más pequeños del hogar. Para lograr esto, desarrollan distintos ejercicios que incluyen técnicas de respiración, concentración, relajación y autoconocimiento que les permiten un mejoramiento personal. A continuación te contamos más al respecto de esta práctica.

¿Qué es el yoga para niños?

Proveniente de la India, el yoga es una disciplina que a lo largo del tiempo ha sido practicada por diversos adultos, quienes encuentran en esta una posibilidad para ejercitar su cuerpo y mente sin ocasionar un impacto negativo en las articulaciones. A raíz de las grandes ventajas que vieron sus practicantes, esta enseñanza se trasladó para otras edades, aunque no de la misma forma.

El yoga para niños es una adaptación de esta práctica que se adecua a los infantes de 4 a 12 años de edad que desean hacer ejercicio y divertirse al mismo tiempo. Conlleva la realización de distintas posturas —asanas— que les permiten controlar su respiración y mejorar su concentración, memoria y atención. Además, les ayuda a relajarse y despejar su mente de aquellas situaciones estresantes que se les presentan. De forma específica, los beneficios que les aporta a los niños son los siguientes:

Fortalecimiento muscular: al realizar cada asana los niños movilizan toda su musculatura, lo cual permite que estos tejidos ganen más fuerza. Quizá piensas que esto no tiene muchos beneficios para los más pequeños, pero realmente sí los tiene: contar con unos músculos fuertes permite adquirir más estabilidad y, por tanto, reduce la probabilidad de caídas.

Más flexibilidad y equilibrio: otro de los beneficios del yoga para niños es que al realizar constantes estiramientos y mantener elongados los músculos, se logra adquirir una mayor flexibilidad y mejorar el equilibrio del cuerpo.

Mejor concentración: una de las ventajas de esta disciplina es que favorece la liberación de tensiones, mismas que podrían causar incomodidad y desestabilizar al cuerpo. Por tanto, gracias al control de la respiración y a técnicas de relajación, los infantes pueden disfrutar lo que hacen y tener una mejor concentración.

Consciencia corporal: para el desarrollo de los niños es muy beneficioso realizar esta actividad, ya que les ayuda a reconocer y ser conscientes de su cuerpo y las partes que lo componen; saber aquello que les duele y las capacidades de sus músculos y de su mente.

Relajación: gracias al buen control de la respiración y los ejercicios de flexibilidad, el yoga para niños permite un estado relajación en el que los músculos se destensan y el sistema nervioso parasimpático comienza a desacelerar el corazón, relajar los músculos del aparato digestivo y disminuir la presión arterial.

¿Cómo practicar yoga para niños?

Seguramente, después de conocer los beneficios de esta actividad ya quieres que tus hijos la pongan en práctica, así que enseguida te contamos cómo es una clase de yoga para niños.

Primero que nada es importante tener en cuenta que las rutinas son muy variables, pues se procura que no les llegue a resultar repetitivo y aburrido. Además, cada asana se desarrolla a un ritmo ligero y adecuado a cada niño. Todo esto aunado a la adaptación de las posturas con elementos y animales que los rodean, lo cual les permite tener un mejor acercamiento con esta actividad. Ahora bien, algunas de las posturas más comunes que realizan los más pequeños del hogar son las siguientes:

  • Postura del árbol: consiste en mantener los pies firmes en el suelo y una postura recta; después levantar una pierna y colocarla a la altura de la rodilla, formando un ángulo de 90 grados; a la par se deberán estirar los brazos sobre los costados del cuerpo. Esta asana, sin duda, les permitirá mejorar su equilibrio y alineación.
  • Postura del perro: para realizarla es necesario colocar las manos y los pies sobre el suelo, de forma que la cadera se encuentre elevada formando un triángulo, lo cual les permitirá ganar más fuerza en los brazos y tener más flexibilidad en brazos y piernas.
  • Postura de la marioneta: esta asana es ideal para ayudar a los niños a relajarse y destensar sus músculos, ya que consiste en mantener el cuerpo recto, respirar y después dejar caer el cuerpo hacia adelante. De esta forma los brazos alcanzan las rodillas o tobillos y el cuerpo descansará.

Estas son algunas de las posturas que se desarrollan en el yoga para niños. Ahora, considera que para que los niños disfruten realmente esta práctica es necesario que se sientan cómodos y relajados y un aspecto fundamental para lograrlo es mediante un ropaje holgado y ligero que les de la libertad para hacer cada movimiento: mallas, shorts y playeras son ideales para esto. Por ejemplo, la malla adidas Essentials BrandLove puede hacer más fácil cualquier entrenamiento, pues cuenta con una cintura elástica que proporciona un ajuste suave y seguro, así como un corte ajustado que adopta la forma natural del cuerpo y les ayudará a sentir que tienen una segunda piel.

La playera Under Armour Casual Tech Big Logo es otra opción para una rutina de yoga, pues tiene un corte ajustado que sigue los movimientos del cuerpo y la tecnología UA Tech que vuelve a prenda es una alternativa suave y ligera para hacer ejercicio. Ahora bien, para que cada clase sea cómoda y segura, no pueden faltar unos calcetines de yoga como los Soul Trainers Yoga que poseen una base que evita el deslizamiento y un diseño sin dedos que les ofrece mayor libertad de movimiento. Y no puede faltar el tapete de yoga, un accesorio que no solo les dará comodidad, sino que les proporcionará protección ante deslizamientos o caídas. El tapete Wilson Yoga puede ser ideal para una rutina de yoga para niños, ya que cuenta con un diseño estable y no resbaladizo que mantendrá seguros a tus hijos.

Como puedes darte cuenta, esta práctica es una gran opción para los niños, pues no solo les permitirá mantenerse en buen estado de salud, sino relajarse y divertirse al mismo tiempo. Toma en cuenta lo que te mencionamos y encuentra en nuestra sección de Yoga Infantil los mejores artículos para que tus hijos se mantengan cómodos y seguros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Post