Deportes Natación

Recomendaciones para elegir los goggles de natación

Avatar photo
  • diciembre 29, 2022
  • 5 min read
Recomendaciones para elegir los goggles de natación

Ya sea que apenas se vaya a empezar a nadar o se lleve tiempo haciéndolo, nunca está de más verificar que todos los accesorios que se usan dentro del agua sean los más adecuados y que están cumpliendo con sus funciones. 

Uno de estos aditamentos son los goggles, los cuales permiten mejorar la visibilidad dentro de una alberca, ya que evitan que los ojos estén en contacto directo con el agua. Además, los protegen de sufrir irritaciones o sequedad por el cloro o la sal.

Sin embargo, la elección de los goggles no es algo que se deba tomar a la ligera; es necesario tomar en cuenta ciertas características antes de hacer la elección. A continuación te las mencionamos.

Elementos a considerar al elegir unos goggles 

La elección de unos goggles es una decisión que implica tomar en cuenta diversos factores, sobre todo que se adapten a las necesidades y requerimientos del nadador dentro del agua. 

Sabemos que no son los mismos objetivos los que se plantea un nadador experimentado a alguien que apenas está iniciando en esta disciplina, pero no cabe duda que ambos desean encontrar los accesorios que mejor se adecuen a su estilo y técnica. Por esa razón, te contamos en seguida cuáles elementos debes considerar al elegir tus goggles:

  1. Uso: el primer factor que se debe tomar en cuenta al elegir estos lentes protectores es el uso que se les va a dar; es decir, la frecuencia que se pasa dentro del agua, así como el tipo de actividad que se llevará a cabo. No es el mismo tiempo el que pasa una persona que practica la natación como deporte o ejercicio a quien lo hace de forma recreativa en una playa.
    Con esto no queremos decir que hayan goggles mejores que otros, pero sí poseen distintas características. Por ejemplo, para la playa y actividades recreativas como el snorkel se requiere de visores que cubran y sellen de mejor forma la zona, sobre todo porque la cabeza permanece más tiempo debajo. A diferencia, en una alberca unos goggles son suficientes, pues aunque hay estilos como la braza o el crol que implican que el nadador permanezca dentro de la superficie acuática un tiempo superior, el nadador recorre distancias más cortas y su cara emerge de manera frecuente.
  1. Ajuste: otro aspecto a tomar en cuenta al elegir unos goggles es el ajuste que proporcionan. ¿Te imaginas usar unos que permitan la entrada constante de agua? Esto no solo afectaría tu visibilidad, sino que limitaría el ritmo y la frecuencia de tus brazadas.
    Para que esto no te pase, elige unos goggles que se adapten al tamaño de tus ojos y que sellen completamente la entrada de agua sin apretar la cabeza. Busca que estos tengan correas ajustables que permitan extender o achicar la estructura, de manera que sean cómodos y seguros de utilizar.
  1. Talla: no todos los goggles tiene los mismos tamaños y, por tanto, no cualquiera brindará una correcta sujeción. Siempre elígelos tomando en cuenta la talla que eres, pues esta será la única forma en que asegurarás que son los más adecuados para ti. Si no conoces tu talla, no te preocupes: mide la circunferencia de tu cabeza con una cinta métrica; colócala a la altura de tu sien y con esa medida escoge la gorra de tu talla. 
  2. Actividad al aire libre o en espacios cerrados: generalmente, la natación se practica en espacios cerrados, pero también hay veces que las albercas no se encuentran techadas o que se decide nadar en un espacio abierto donde los rayos del sol impactan de forma más agresiva la piel y los ojos. Por esa razón, hay goggles que cuentan con protección UVA y UVB que minimizan los daños producidos por los rayos solares, causantes de problemas oculares.
    Una opción para cuando buscan goggles con este tipo de protección son los goggles Aqua Sphere Natación Kaiman  que protegen a los ojos de la radicación solar y evitan favorecer la degeneración macular, sobre todo si se pasa mucho tiempo en el agua, pero en espacios abiertos.
  1. Agentes antivaho: un problema común que sucede cuando un espacio tiene mucha humedad y esto se junta con la calidez del cuerpo es que los goggles pueden llegar a empeñarse; es decir, el agua se condensa y produce una visión borrosa que limita la vista del nadador.
    Es por esto que, actualmente, muchos goggles cuentan con agentes antivaho que funcionan como una capa protectora que evita la condensación del agua en esa superficie y, por tanto, el efecto niebla que produce.
    Un ejemplo de este tipo de lentes protectores son los goggles Speedo Natación Hydro Comfort que cuentan con anti-fog, un compuesto que mejora la visibilidad durante el entrenamiento o competencia
  1. Puente de la nariz: los goggles pueden tener un puente en la nariz que se adapta a cada tipo de cara y ayuda a brindar un mejor ajuste y comodidad, según la distancia que existe entre ambos ojos. Los puentes pueden ser fijos o ajustables y se adaptan a las necesidades de cada persona. Debido a esto, es de gran utilidad optar por los ajustables cuando se cree que el puente puede llegar a tener una longitud que no va con nuestras facciones o se desconoce la talla de estos protectores. 

Toma en cuenta todos estos factores al momento de elegir tus goggles para nadar y recuerda que en nuestra sección de Goggles para Natación encontrarás diversas opciones que se adecúan a tus necesidades. 

Avatar photo
About Author

Martí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *