Realiza actividades aeróbicas y ejercita de forma integral tu cuerpo

Picture of Martí

Martí

29 marzo, 2023

realiza-actividades-aerobicas

Hacer ejercicio es una de las mejores acciones que se pueden realizar cuando se desean mejorar hábitos y minimizar el padecimiento de diversos problemas de salud. Para estos casos, las actividades aeróbicas son la mejor opción, pues permiten un mejoramiento integral del cuerpo.

Las actividades aeróbicas son aquellas que permiten un aumento del ritmo cardíaco y la respiración durante un periodo prolongado de tiempo. Son importantes porque fortalecen el sistema cardiovascular y ayudan a mejorar la salud general, ya que permiten quemar calorías, mejorar la circulación y reducir los niveles de estrés.  Además, aportan beneficios como el aumento de la energía, mejor estado de ánimo, un sueño más reparador y menor riesgo de padecer enfermedades cardiacas y diabetes. 

Aunque eso sí, para sacar el máximo partido a las actividades aeróbicas, es importante asegurarse de que se realizan los ejercicios adecuados al nivel de forma física y a las capacidades de cada persona. Para que esto no sea un problema, te decimos a continuación cuáles son estas disciplinas que aportan todos estos beneficios. 

Actividades aeróbicas ideales para cada nivel de intensidad 

Las actividades aeróbicas son aquellas que implican un esfuerzo físico sostenido y moderado que aumenta la frecuencia cardíaca y respiratoria, lo que lleva a una mayor utilización de oxígeno por el cuerpo. Estas pueden ser de baja o alta intensidad, dependiendo de la cantidad de energía que se requiere para realizarlas. Algunas de menor intensidad son las siguientes:

  • Caminar: durante una caminata, los músculos de las piernas se contraen y se relajan para mover el cuerpo hacia adelante, lo que requiere de un suministro constante de oxígeno y energía. Esto hace que el corazón y los pulmones trabajen juntos para satisfacer esta necesidad y el cuerpo comience a quemar grasa y carbohidratos para producir energía.
  • Hacer yoga: estilos de yoga como el Vinyasa y Ashtanga son actividades aeróbicas que implican una serie de movimientos continuos y fluidos que pueden elevar la frecuencia cardíaca y la respiración, por lo cual son muy efectivas para reducir la presión arterial, disminuir el colesterol y mejorar la salud del corazón en general.
  • Andar en bicicleta: Subirse a una bicicleta y pedalear sobre esta, de forma constante, hace que los músculos entren en movimiento y requieren de energía para funcionar.  Por esta razón, el cuerpo utiliza los carbohidratos y las grasas para poder seguir en movimiento; además, permite que con el tiempo la actividad se prolongue durante períodos más largos sin fatigarse demasiado.
  • Nadar: La natación es una de las actividades aeróbicas de bajo impacto en las articulaciones, lo que la hace especialmente útil para personas que tienen problemas de salud o lesiones que les impiden participar en actividades más intensas. Al ser una actividad de bajo impacto, el riesgo de lesiones es menor y puede ser una buena forma de mantenerse activo y mejorar la condición física. Además, es una actividad muy completa que involucra a muchos grupos musculares diferentes, lo que la hace ideal para mejorar la resistencia, la fuerza y la flexibilidad. Cada una de las actividades aeróbicas anteriores es adecuada para personas que están comenzando a hacer ejercicio o que necesitan realizar ejercicios de bajo impacto debido a lesiones o limitaciones físicas. Ahora bien, para quienes pueden y desean incluir más intensidad a sus entrenamientos, existen  otras disciplinas aptas para acelerar aún más al corazón; por ejemplo:
  • Entrenamiento de intervalos de alta intensidad (HIIT): Esta rutina implica alternar períodos cortos de alta intensidad con períodos de recuperación activa o descanso. Esto significa que el cuerpo está trabajando a una intensidad mucho más alta durante los intervalos activos, lo que aumenta la cantidad de oxígeno que necesita para suministrar energía a los músculos trabajando. 
  • Boxeo: Durante una sesión de boxeo, se realizan una variedad de movimientos que involucran los músculos de todo el cuerpo, como golpear el saco de boxeo, hacer sombra, saltar la cuerda, entre otros. Estos movimientos requieren un gran esfuerzo físico y generan un aumento en la demanda de oxígeno por parte del cuerpo, por lo cual es una de las actividades aeróbicas de mayor intensidad. 
  • Bailar a un ritmo rápido: El baile conlleva el desarrollo de movimientos rítmicos y repetitivos, que elevan la frecuencia cardíaca y aumentan la respiración. Asimismo, involucra grandes grupos musculares del cuerpo, como las piernas, los brazos y el torso, lo que hace que sea una excelente forma de mejorar la resistencia cardiovascular y la capacidad pulmonar.

De forma general, estas actividades aeróbicas requieren de una mayor cantidad de energía y pueden ser más exigentes para el cuerpo, lo que puede ser beneficioso para mejorar la capacidad cardiovascular y quemar calorías de manera efectiva. Pero eso sí, es importante recordar que el nivel de intensidad debe ser adecuado a las capacidades físicas y la condición de salud de cada persona, por lo que es recomendable consultar a un profesional de la salud antes de comenzar un programa de ejercicio, especialmente si se tienen condiciones médicas preexistentes o si se es principiante en el ejercicio físico.

Recuerda escuchar siempre a tu cuerpo, calentar unos minutos antes de empezar y utilizar accesorios adecuados para cada disciplina, ya sea unos tenis con amortiguación, un tapete de yoga, un traje de baño o unos guantes de box.  La clave del éxito es encontrar actividades aeróbicas que funcionen para ti y se vuelvan parte de tu rutina. 

Encuentra en nuestra sección de Fitness todos aquellos productos que te pueden ser de gran utilidad al ejercitarte. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Post