¿Qué es el alpinismo y cómo es la preparación física para esta actividad?

Picture of Martí

Martí

24 febrero, 2023

que-es-el-alpinismo

Al pensar en actividades al aire libre es probable que se piense en el senderismo o campismo, pero ¿sabías que este recorrido puede desarrollarse en una montaña? Nos estamos refiriendo al alpinismo, una actividad que consiste en escalar superficies naturales elevadas y, en muchos casos, acampar sobre ellas.

El alpinismo requiere de fuerza física, resistencia y destreza para alcanzar la cumbre. Aunque eso sí, requiere de una planificación y entrenamiento adecuado para realizar un recorrido seguro y agradable. A lo largo de este artículo te contamos más sobre esta actividad física. 

Historia del alpinismo

El montañismo o alpinismo es una actividad cuyo primer registro tuvo lugar en el año de 1336 cuando Petrarca, un poeta italiano, llegó a la cima del Monte Ventoux. Sin embargo, para esos momentos la ascensión se realizaba de forma aislada y no tenía otro trasfondo. Su variante moderna comenzó en el siglo XVIII, cuando los científicos y exploradores comenzaron a escalar montañas por razones científicas y de investigación.

Uno de los primeros exploradores de montañas conocidos fue Horace-Bénédict de Saussure, quien en 1787 hizo la primera ascensión documentada del Mont Blanc, la montaña más alta de los Alpes. A partir de entonces, los científicos y exploradores comenzaron a escalar montañas para estudiar la geología, la flora y la fauna de las montañas, así como para medir su altura.

A mediados del siglo XIX, el alpinismo comenzó a evolucionar y se convirtió en deporte de aventura, en el que se buscaba la superación personal y la exploración de nuevos territorios. Desde entonces ha seguido evolucionando; incluso, han aparecido nuevos equipos y técnicas que mejoran la exploración de montañas en todo el mundo. 

¿Qué se necesita para practicar el alpinismo?

El alpinismo es un deporte que requiere fuerza física y mental, pues los practicantes se enfrentan a condiciones meteorológicas impredecibles, terrenos cambiantes y ascensiones difíciles. Por este motivo, es importante que adquieran las habilidades y conocimientos necesarios para superar cualquier obstáculo y seguir superando sus límites. 

Además, los alpinistas deben ser amables con la naturaleza y mostrar respeto por el entorno que atraviesan, siendo conscientes del impacto que el montañismo puede tener en ellos; es decir, es importante que se familiaricen con las precauciones básicas de seguridad dentro de este deporte: comprobar las previsiones y condiciones meteorológicas antes de embarcarse en una expedición de montañismo, asegurarse de que disponen de los suministros y el equipo necesarios para su viaje, y saber cómo utilizarlos de forma segura y adecuada.

La forma física también es esencial para los practicantes de esta actividad, ya que deben ser capaces de llevar el equipo necesario, subir pendientes pronunciadas y atravesar terrenos rocosos sin que esto signifique un problema de salud. La resistencia también es fundamental, pues una expedición puede requerir días o incluso semanas de caminata, escalada y navegación en condiciones extremas sin apenas descanso.

Otro aspecto fundamental para una correcta ejecución de esta actividad física es el conocimiento de las técnicas de alpinismo; los practicantes deben estar familiarizados con los nudos y sistemas de cuerdas de montañismo, los protocolos de emergencia y el uso de equipos de montañismo como piolets, crampones y raquetas de nieve. También es importante conocer los peligros potenciales como avalanchas, desprendimientos de rocas y condiciones meteorológicas extremas.

¿Cómo es la preparación física necesaria para practicar el alpinismo?

El alpinismo es un deporte que requiere de una excelente preparación física, ya que implica la ascensión a altas altitudes, la escalada de rocas y hielo, y el enfrentamiento de las inclemencias del tiempo en ambientes extremos. Por este motivo es importante llevar a cabo una correcta preparación física necesaria, la cual se enfoque en los siguiente:

  1. Resistencia cardiovascular: es necesario realizar ejercicios aeróbicos como correr, andar en bicicleta o nadar, para mejorar la capacidad de los pulmones y del corazón para proporcionar oxígeno a los músculos durante la actividad física.
  2. Fortalecimiento muscular: el alpinismo exige una gran fuerza muscular, sobre todo en los brazos, hombros, piernas y abdomen. Es necesario realizar ejercicios de fuerza, como flexiones de brazos, sentadillas, zancadas, levantamiento de pesas y entrenamiento con máquinas para fortalecer los músculos.
  3. Flexibilidad y movilidad: la flexibilidad es fundamental, ya que los montañistas requieren de la capacidad de moverse con facilidad y fluidez. Se recomienda la práctica de ejercicios de estiramiento y yoga para mejorar la flexibilidad y la movilidad articular.
  4. Entrenamiento de altitud: es importante entrenar en lugares con altitud similar a la de la montaña que se va a escalar, con el fin de que el cuerpo se adapte a la disminución de oxígeno y la menor presión atmosférica.
  5. Entrenamiento de técnica: el alpinismo requiere de una técnica adecuada para escalar, caminar sobre hielo y roca, tal como utilizar el equipo y realizar maniobras de seguridad. Es necesario realizar prácticas en lugares adecuados y con instructores experimentados para adquirir las habilidades necesarias.

Además de esto, es importante tener una buena alimentación y un adecuado descanso para una óptima recuperación muscular y mental. Toma esto en cuenta al momento de prepararte para ascender una pendiente y mejora tu condición física. Encuentra en nuestra sección de Senderismo todos aquellos artículos que pueden ser de gran ayuda en cada entrenamiento. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Post