Deportes Motociclismo

¿Qué aspectos tener en cuenta al elegir una motocicleta?

Avatar photo
  • enero 5, 2023
  • 5 min read
¿Qué aspectos tener en cuenta al elegir una motocicleta?

Una motocicleta es un medio de transporte bastante útil, ligero y económico, que se ha convertido en la opción predilecta de muchas personas que desean desplazarse por una ciudad o carretera de forma rápida y eficiente. Por ese motivo, es muy común ver un amplio mercado de estos productos, pero muchas veces se desconoce cuáles son los aspectos a considerar al elegirlos. 

Al igual que cualquier vehículo, para comprar una motocicleta es necesario considerar diversos factores, los cuales determinan no solo el uso que se le dará a, sino también sus limitaciones o ventajas que ofrece. A continuación, te contamos algunos de ellos.

¿Cómo elegir una motocicleta?

Una motocicleta es un vehículo de dos ruedas que funciona gracias a un sistema complejo que la pone en movimiento y le permite alcanzar grandes velocidades; de forma específica, al seleccionar este medio de transporte y recreación es importante tomar en cuenta los siguientes elementos:

Motor

Es el componente más importante de este medio de transporte, el cual funciona a partir de un pistón, cilindros, válvulas, cigüeñal, bujías y combustible. De forma específica, entra en función cuando los pistones se mueven de arriba hacia abajo gracias a la explosión que sucede en el cilindro, a causa de la chispa provocada en la bujía y la mezcla entre aire y gasolina. Ahora bien, a partir del movimiento de los pistones, el cigüeñal del motor comienza a girar y transmite la energía generada hacia las ruedas. 

Cabe destacar que existen dos tipos de motocicletas, aquellas con motor de 2 tiempos o de 4 tiempos. Las primeras completan un ciclo de potencia en dos carreras, mientras que las segundas lo hacen en cuatro carreras del pistón. Por tanto, estas últimas tienen un mejor rendimiento, consumen menos combustible, contaminan menos y no hacen tanto ruido. 

Otro aspecto importante del motor son los cilindros, sobre los cuales se trasladan los pistones y la energía necesaria para que el motor funcione. Una motocicleta puede tener de 1 a 6 cilindros, los cuales determinan la potencia y vibraciones que se alcanzarán; los que cuentan con un mayor número de cilindros suelen ser más potentes y tener un mejor funcionamiento, ya que transmiten en menor forma las vibraciones al cuerpo. 

Transmisión

Se refiere a aquella parte de una motocicleta que transmite la energía hacia las llantas; es decir, es un sistema de engranaje que determina la velocidad que alcanzará este vehículo. Las motos pueden tener tres sistemas de transmisión: cadena, correa y cardán; las primeras se caracterizan porque se adaptan a las distintas condiciones del ambiente y transmiten de mejor forma la potencia. Su uso es frecuente en motos deportivas y offroad, ya que es fácil cambiar la cadena, el piñón y la corona.

Ahora bien, una motocicleta con transmisión de correa funciona a partir de un engranaje de goma que se ensambla sobre unas poleas, unidas a los ejes, y transfiere la potencia. Esta modalidad de transmisión es más frágil y, por tanto, tiene menor potencia, por lo cual es ideal para motocicletas urbanas y de uso menos frecuente. 

Finalmente, la transmisión por cardán corresponde a aquella que se da mediante  la transferencia de potencia entre un eje y otro, los cuales no se encuentran alineados entre sí. Una de sus características es que suelen tener una mayor duración, pero mayor peso y menor potencia.  

Suspensión

Corresponde al sistema integrado por los amortiguadores, cuya función es absorber y minimizar los impactos producidos por la superficie, así como permite tener un mejor control mientras se maneja. Existen diferentes tipos de suspensión: horquilla telescópica, la cual está compuesta por dos tubos que enlazan la llanta al chasis y al manubrio para proporcionar más estabilidad. Por su parte, la horquilla invertida es aquella que funciona de forma contraria, pues los tubos se encuentran sujetos a los yugos y las barras al eje de la llanta delantera. Una motocicleta con este tipo de suspensión suele tener un mejor desempeño, ya que el eje tiene  una menor fuerza de torsión y, por lo tanto, es más fácil conducirla. 

Estilo

Finalmente, para elegir una motocicleta es necesario tomar en cuenta el uso que se les dará; algunos de los estilos son: 

  • Scooters: son ideales para un uso de ciudad, ya que son más ligeras y ofrecen poca potencia. Además, alcanzan una velocidad máxima de 45 km/h, por lo cual pueden ser una gran opción para iniciarse en el mundo del motociclismo. 
  • Cross: están diseñadas para superficies off road; es decir, no pavimentadas e irregulares, en las que se pueden encontrar piedras, mesetas o grandes curvas. 
  • Naked: este tipo de motocicletas tiene el motor a la vista y su uso es recomendado para recorridos en ciudad o carretera. Cuenta con distintos tipos de cilindrada y, generalmente, no tiene protección aerodinámica en la parte frontal. 
  • Sport: este modelo se caracteriza por ser ligero y alcanzar velocidades de hasta 300 km/h, así como cilindros que aportan una mayor potencia a este vehículo. 

Estos son algunos de los elementos más importantes de una motocicleta. Tómalos en cuenta y elige la que mejor se adecue a tus necesidades. 

Visita nuestra sección de Motocicletas.

Avatar photo
About Author

Martí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *