Deportes Motociclismo

Motocross: una disciplina a todo terreno 

Avatar photo
  • enero 11, 2023
  • 5 min read
Motocross: una disciplina a todo terreno 

En la actualidad existen muchos deportes que son practicados por una variedad de personas alrededor del mundo. Sin embargo, no todos alcanzan la misma popularidad y en ocasiones se conoce poco de ellos; un ejemplo de esto es el motocross, una actividad que pone a prueba la velocidad y habilidad sobre una moto de sus practicantes. 

El motocross es un deporte de velocidad que se desarrolla dentro de circuitos con curvas pronunciadas, obstáculos, baches y terrenos poco uniformes que ponen a prueba la agilidad y técnica de sus deportistas. Para que conozcas un poco más de esta actividad física, a continuación te contamos más al respecto. 

¿Cuándo surgió el motocross?

El motocross es una disciplina que surgió en Reino Unido —a inicios del siglo XX— a partir de la influencia del Cross Country y otras carreras cronometradas. En un inicio estas competencias se llevaban a cabo sobre una superficie de tierra, en la que los pilotos maniobraban con sus motocicletas para alcanzar una mayor velocidad y llegar antes que sus oponentes. 

Fue durante la década de 1930 que esta disciplina comenzó a popularizarse, ya que las motocicletas se sofisticaron y mejoraron su funcionamiento; por ejemplo, se le agregaron suspensiones a las motocicletas, las cuales dieron mayor estabilidad a este vehículo y hoy en día siguen amortiguando los impactos producidos. A partir de esto surgieron marcas como Motos BSA —fabricadas por la compañía Birmingham Small Arms—, Norton y Matchless que mejoraron el funcionamiento de los neumáticos, lo cual permitía cada vez más un mejor espectáculo.

Con el tiempo, no solo se fue volviendo más complejo el circuito, sino también fue trascendiendo territorios. El motocross llegó a Estados Unidos, territorio en el que la American Motorcyclist Association (AMA) comenzó a regular y promover esta disciplina. Sin embargo, Edison Dye fue quien realmente marcó un antes y un después, ya que comenzó a organizar distintas competencias en las que los pilotos demostraban sus habilidades sobre una moto que aún no estaba tan desarrollada. Además, llevó al país a Torsten Hallman, quien en ese momento era el campeón del mundo. 

Sin duda, esto permitió que el motocross acaparara el interés de otras personas y territorios, y es que para 1960 el mercado japonés se interesara en fabricar motocicletas. En la actualidad, estos vehículos cuentan con muchos avances tecnológicos que han mejorado su funcionamiento y han permitido variantes de esta misma disciplina, tales como el supercross y arenacross.

¿En qué consiste una competencia de motocross?

Una competencia de motocross implica dar varias vueltas sobre una pista de tierra, en la cual se encuentran obstáculos como mesetas cortas o alargadas y curvas cerradas. Los participantes ponen a prueba sus habilidades, condición física y control sobre la motocicleta sobre esta superficie y el ganador es el que completa las vueltas más rápido. 

La práctica de este deporte no está negada para nadie; mujeres, hombres y niños pueden desarrollarlo de forma profesional o recreativa, procurando hacerlo con seguridad y siguiendo las reglas que la Federación Internacional de Motociclismo establece; algunas de estas son las siguientes: 

  • Longitud de la pista: las medidas de un circuito de motocross deben ser de 1250 a 1750 metros y tener un anchura de 8 a 10 metros. 
  • Saltos: la velocidad alcanzada por cada piloto debe ser de máximo 50 km/h y se podrán desarrollar saltos como el Step up y el Step down para subidas y bajadas. Sin embargo, no están permitidos los saltos dobles o triples, ya que pueden implicar un riesgo para los pilotos. 
  • Puntuación: el ganador de una carrera es el piloto que obtenga un mayor número de vueltas en el menor tiempo posible. Por esta razón, existirá un equipo de cronometraje que vigilará las marcas de los competidores. Si existe un empate, los puntos anotados en la segunda vuelta son los que determinarán las posiciones.
  • Categorías: existen distintas categorías dentro de una competencia de motocross; estas varían según el tipo de campeonato; por ejemplo, la FIM contempla cuatro categorías: MXGP para motocicletas de 450cc, MX2 para las de 250cc, MX3 para motos de 650 cc y MX femenil. Por su parte, la AMA cuenta con tres categorías:  250 para las motocicletas de 0 a 125 cc de dos tiempos o 150 a 250 cc de cuatro tiempos; la clase 450 para 150 a 250 cc de dos tiempos o 251a 450 cc de cuatro tiempos de maquinaria y la categoría femenina.

¿A qué nos referimos con el tiempo de un motor? Existen dos tipos de motocicletas, aquellas con motor de 2 tiempos o con motor de 4 tiempos. Las primeras completan un ciclo de potencia en dos carreras, mientras que las segundas lo hacen en cuatro carreras del pistón. Ahora bien, cc se refiere a los centímetros cúbicos del cilindro de una motocicleta; es decir, la capacidad de costumbre que se desplaza entre los cilindros.

Como puedes darte cuenta, el motocross es un deporte con mucha exigencia física para quienes lo practican, ya que necesitan tener mucha resistencia, fuerza muscular y  concentración para mantener el control y esquivar los obstáculos. Si apenas estás empezando en esta disciplina, es recomendable que inicies con una motocicleta liviana que sea fácil de manejar. Recuerda que siempre es necesario contar con un equipamiento adecuado: casco, rodilleras, coderas, guantes, peto de protección, lentes, entre otros para evitar cualquier lesión. 

Visita nuestra sección de Motociclismo.

Avatar photo
About Author

Martí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *