Ejercicio en casa

Ejercicios para mejorar el equilibrio del cuerpo 

Avatar photo
  • enero 10, 2023
  • 5 min read
Ejercicios para mejorar el equilibrio del cuerpo 

Para el buen funcionamiento del cuerpo y la realización de nuestras actividades diarias es importante contar con músculos y huesos fuertes, así como flexibles. Además, tener una buena coordinación y equilibrio del cuerpo; este último aspecto suele ser el que menos se refuerza, pero es necesario para tener un mejor control motor. 

El equilibrio del cuerpo corresponde a aquella capacidad que tiene el organismo para tener un mejor control sobre su centro de gravedad; es decir, alinear todas las estructuras y trabajar de forma sincronizada. Esto permite tener una mejor estabilidad en cada actividad que realicemos y, por tanto, también evitar lesiones o fracturas. Para que conozcas más al respecto, te contamos un poco más sobre el funcionamiento de esto.

¿Cómo funciona el equilibrio del cuerpo?

El cerebro es un órgano del cuerpo bastante complejo e importante para el funcionamiento de nuestro cuerpo; bien podríamos decir, como lo refiere el sitio Kids health, que funciona como una computadora central, ya que rige las funciones del cuerpo: emociones, razonamiento, resolución de problemas, respiración, control de los músculos, coordinación, equilibrio, entre muchas otras cosas. 

Para mantener el equilibrio del cuerpo interviene el cerebro y el cerebelo —parte posterior del encéfalo que satisface las funciones motoras—, los cuales reciben la  información proveniente de los ojos, músculos, tendones y oído interno para regular la postura y estabilidad de nuestra estructura corporal. Ahora bien, hay que tomar en cuenta que existen dos tipos de equilibrio: estático y dinámico; el primero corresponde a aquella postura sólida que se mantiene cuando no hay movimiento, mientras que el segundo a los momentos en los que la superficie es movediza. En ambos casos, el cuerpo domina la gravedad, logra una correcta postura y evita caídas. 

Ejercicios para mejorar el equilibrio del cuerpo 

Como puedes darte cuenta, el equilibrio del cuerpo forma parte de aquellas funciones que controla el cerebro y cerebelo, pero también existe la posibilidad de realizar determinados ejercicios que mejoren esta capacidad; algunos de ellos son los siguientes:

  • Caminar: una de las mejores formas en las que se puede obtener una mayor estabilidad es saliendo a caminar. Primero se puede hacer durante una línea recta y después se puede alternar un pie después de otro. Para agregar más complejidad, el desplazamiento puede acompañarse de movimientos salteados en las extremidades como cambiar el talón y la punta o hacerlo en puntillas.
    Si al hacerlo tienes complicaciones, puedes ayudarte de una superficie como la pared. En un inicio quizá te sostendrás de forma completa, pero con el tiempo debes procurar ir separando tu cuerpo lo más que puedas.
  • Sentadillas: estos ejercicios son ideales para mejorar el equilibrio del cuerpo, ya que al hacerlas los músculos del tren inferior se fortalecen y proporcionan más estabilidad.  En un inicio se pueden realizar colocando los dos pies a la anchura de las caderas  y con los brazos elevados hacia el frente. Sin embargo, para agregar más complejidad, se puede hacer la sentadilla levantando una pierna.
  • Pararse sobre un pie: para mantener una mejor estabilidad también se puede colocar el cuerpo recto sobre una pared y después levantar una pierna durante un período de tiempo. De forma progresiva, el cuerpo deberá comenzar a separarse de la superficie e ir mejorando esta capacidad. 
  • Cambios de peso: otra forma de favorecer el equilibrio del cuerpo es mediante ejercicios en los que se hagan cambios de peso. ¿A qué nos referimos con esto? Puedes mantenerte parado y estirar hacia los costados una pierna; al hacerlo, el peso del cuerpo se sostendrá sobre la otra extremidad y el cuerpo deberá batallar para mantener la postura adecuada y no caerse. 
  • Tai chi: sin duda, esta disciplina de origen chino es de las opciones predilectas cuando de equilibrio corporal se habla, ya que no genera un impacto fuerte en las articulaciones y ayuda a mejorar de forma progresiva la estabilidad del cuerpo, ya sea mediante movimientos circulares o la elevación de brazos o piernas. Todo esto aunado a ejercicios de respiración y meditación que ayudan a sus practicantes a ser conscientes de su cuerpo y de la posición que tiene. 
  • Ejercicios de fuerza: finalmente, para obtener un mejor equilibrio del cuerpo es de gran ayuda incluir dentro de cualquier rutina ejercicios que fortalezcan el tren inferior y superior del cuerpo:  glúteos, cuádriceps, isquiotibiales, gemelos, pectorales, deltoides, etc. Esto ayudará a tener un mejor control y soporte al realizar cualquier movimiento. 

Para iniciar se pueden realizar sentadillas o flexiones con mancuernas o pesas de poco volumen. Cuando ya se cuente con una mejor condición física, se podrá incrementar el peso o la complejidad de cada ejercicio. 

Estas son algunas posibilidades en las que se puede obtener un mejor equilibrio del cuerpo; incluso en las rutinas diarias se puede hacer un cambio: comienza a levantarte de la silla sin usar las manos o, incluso, intenta usar la bicicleta. Toma en cuenta cada uno de estos ejercicios y recuerda que para hacerlo de forma más segura es importante contar con un calzado adecuado para encontrar una mejor tracción y sujeción a la superficie. En nuestras secciones de Fitness y Yoga puedes encontrar diversos accesorios que facilitarán la puesta en práctica de estas acciones. 

Avatar photo
About Author

Martí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *