Dieta blanda: Los beneficios de una alimentación balanceada

Picture of Martí

Martí

11 mayo, 2023

dieta-blanda

En este artículo te contaremos todo lo que necesitas saber sobre la dieta blanda, sus beneficios y cómo llevarla a cabo de manera efectiva. Así que prepárate para descubrir los secretos de una alimentación balanceada y empezar a cuidarte desde dentro hacia afuera. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es una dieta blanda?

Una dieta blanda es aquella en la que se incluyen alimentos que son fáciles de digerir y que no irritan el estómago. Se trata de un tipo de dieta muy recomendada para personas que padecen problemas digestivos o que han sufrido una intervención quirúrgica recientemente. 

La dieta blanda suele estar compuesta, principalmente, por alimentos cocidos o hervidos, ya que así resultan más fáciles de digerir. Sin embargo, también se pueden incluir algunos alimentos en crudo, como frutas y verduras. 

En cuanto a los lácteos, lo mejor es optar por opciones deslactosadas, si harás ejercicio y te mantienes con una dieta blanda te recomendamos llevar al gimnasio el Shaker Puma Fitness 600 ml con agua de avena para mejorar tu digestión y recuperar energía después de una sesión intensa. 

En general, se recomienda evitar los alimentos grasos, fritos o con mucha fibra, ya que pueden ser difíciles de digerir e irritar el estómago. Tampoco se deben consumir bebidas carbonatadas o con gas, así como café o té negro, al añadir una dieta blanda en tu plan de alimentación mejorará la salud digestiva y evitarás sentirte con pesadez o naúseas. 

Beneficios de la dieta blanda

Una dieta blanda es un tipo de dieta que se caracteriza por ser baja en fibra y grasa, se recomienda para personas con problemas digestivos. Los beneficios de una dieta blanda incluyen una mejor digestión, menos gases y molestias estomacales, y una mayor absorción de nutrientes.

Además, esta dieta reduce el riesgo de ciertas complicaciones digestivas como el estreñimiento. También ayuda a disminuir el colesterol y los niveles de glucosa en sangre. La dieta blanda también puede ser útil para personas con problemas renales o hepáticos que necesitan un aporte calórico adecuado con un menor contenido de proteínas.

Uno de los mayores beneficios de una dieta blanda es que ayuda a reducir el estrés en el sistema digestivo, evitando la irritación de las mucosas del estómago y los intestinos. Esto resulta en una mejor absorción de nutrientes por parte del cuerpo, lo que contribuye a mejorar la salud general. Además, esta dieta suele ser muy fácil de seguir y agradable para el paladar.

Alimentación con dieta blanda y rutina de ejercicios

Al tratarse de una dieta sana, la puedes hacer todo el tiempo que te apetezca. Una cosa está clara: no te faltarán vitaminas. Y si quieres hacer una dieta blanda debido a un trastorno en particular, deberás mantenerla hasta que te sientas mejor, también es necesario que escuches a tu cuerpo y realices una rutina de ejercicios con respiraciones para reducir el estrés acumulado, toma nota:

POSTURA FETAL

Sobre las rodillas y lleva tus glúteos hacia los talones. Inclínate hacia adelante y apoya la frente en el suelo, estira las manos delante de ti, o ponlas a tus costados. Utiliza ropa cómoda como el pants Nike Casual Fleece y la playera Nike Casual Swoosh. Para realizar este ejercicio, respira por la nariz y trata de que la respiración llegue por tus pulmones hasta el abdomen. Mantente en esta posición mientras te sientas a gusto.

RODILLAS AL PECHO

Túmbate de espaldas y lleva las rodillas sobre el pecho. Agarra las rodillas con las manos, y trata de envolver los brazos alrededor de ellas, entrelazando los dedos si lo puedes hacer con comodidad. Cierra los ojos. La cabeza y los hombros permanecen en el suelo. Respira profundamente desde el abdomen y mantén la postura todo el tiempo que necesites.

TORSIÓN DE COLUMNA

Túmbate de espaldas, lleva las rodillas ligeramente hacia el pecho manteniendo las espinillas paralelas al suelo y extiende los brazos. Al exhalar, coloca primero las rodillas a la derecha (hacia el suelo) y la cabeza a la izquierda. Quédate en esta postura de 1 a 2 minutos. En la inhalación, lleva las piernas al centro. Al exhalar repite el ejercicio del otro lado (las piernas a la izquierda, la cabeza a la derecha).

LA POSTURA DE LA COBRA

Túmbate boca abajo, coloca las manos en el suelo a la altura de los hombros, y empuja hacia arriba tu cuerpo mientras inspiras. Mantén los brazos ligeramente flexionados y la pelvis en el suelo, usa el cómodo leotardo Nike Yoga Dri-Fit al exhalar baja suavemente tu cuerpo, se relajarán tus músculos y tu estrés comenzará a desaparecer. 

INCLINARSE HACIA ADELANTE

Ponte de pie con la espalda recta y los pies juntos. Exhalando, inclínate hacia adelante desde la pelvis y lleva la cabeza hacia el suelo. Dobla las rodillas para que tu vientre esté en contacto con tus muslos, puedes poner las manos en el suelo, o agarrar los tobillos o las pantorrillas, lo que te resulte más cómodo. Mantén esta posición durante aproximadamente un minuto y suavemente vuelve a la posición vertical.

Recuerda que una alimentación balanceada y ejercicio físico frecuente te ayudará a sentirte mejor, encuentra en nuestra sección de Fitness lo necesario para lograr tus metas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Post