Ciclismo Deportes

Conoce cómo elegir una bicicleta de montaña 

Avatar photo
  • diciembre 29, 2022
  • 5 min read
Conoce cómo elegir una bicicleta de montaña 

El ciclismo de montaña es una modalidad que se practica en terrenos complejos, pues implica ascender y descender cerros o montañas con superficies desiguales, empedradas, fangosas e, incluso, enraizadas. Por tanto, el acceso a ciertas zonas suele ser complicado y requiere que el ciclista vaya bien preparado para lo se enfrentará. 

Si nunca has practicado esta variante del ciclismo y deseas hacerlo, no te preocupes: primero que nada, procura iniciar por senderos menos empinados y con un camino más delimitado. Después, ármate de todo el equipo necesario para salir a rodar: ropa, calzado y accesorios de seguridad que te proporcionen  mayor protección. Y claro, dejamos al último lo más importante: una bicicleta. Si apenas estás pensando en adquirir una, te dejamos a continuación algunos aspectos que debes tomar en cuenta para tomar la mejor decisión. 

¿Qué debo considerar al elegir una bicicleta de montaña?

Seguramente, si has buscado en alguna ocasión una bicicleta, te has encontrado con una amplia variedad de opciones. Sin embargo, no siempre se especifica cuáles son las más adecuadas para determinada actividad y qué características deben poseer. A continuación te dejamos algunos consejos para elegir la mejor bicicleta de montaña:

  1. Modalidad: primero que nada, es importante saber que dentro del ciclismo de montaña existen tres modalidades: Cross Country (XC), Down Hill (DH) y All Mountain (AM) y cada una cuenta con variaciones que se adaptan a la especialidad que se está practicando. Las primeras se caracterizan por tener una suspensión delantera de 100 milímetros y, en algunos casos, una suspensión en la parte de atrás. Por su parte, las bicicletas especializadas para Down Hill suelen tener doble suspensión con recorridos de 120 mm y 140 mm. Finalmente, si ya se cuenta con mayor experiencia y los retos son más profesionales, las bicicletas All Mountain son la mejor opción, pues poseen una doble suspensión con recorridos de 140 a 160 mm. 
  1. Tipo de suspensión: la suspensión es un sistema que se coloca en la bicicleta para amortiguar y absorber los impactos que se van produciendo; esta puede ser de resorte o de aire y se adaptan de diferente forma a los distintos tipos de superficie; por ejemplo, la primera consiste en un mecanismo de resorte, mientras que las de aire se componen por un cartucho relleno de aire. Ambas cumplen bien con su función, pero las de aire tienen más funcionalidades; por ejemplo, se adecuan a los diferentes tipos de manejo y ofrecen la posibilidad de bloquear o liberar la suspensión. 
  1. Sistema de frenos: uno de los elementos más importantes al elegir una bicicleta de montaña es su sistema de frenado, pues este determina qué tan buena es la respuesta de la bicicleta al momento de detenerse o reducir la velocidad. Así, los frenos más utilizados en el ciclismo de montaña son los Cantilever, V-brike o de disco. Los primeros se caracterizan porque, a diferencia de otros frenos, las zapatas encargadas de presionar la rueda se encuentran atornilladas en los lados de la horquilla.  Su mecanismo es bastante sencillo, pero ofrece una gran resistencia y potencia de frenado.
    De forma muy parecida, los frenos V-brike cuentan con un mecanismo muy parecido al Cantilever, pero la zapata suele ser más larga. Sin embargo, los V-brike tienen una mayor potencia, durabilidad y capacidad de reacción. Aunque también son frenos que tienen un funcionamiento más limitado en las bajadas y en terrenos mojados o enlodados, pues el rin suele mojarse y afectar su reacción.
    Finalmente, la opción más empleada y preferida en las bicicletas de montaña son los frenos de disco, ya que su mecanismo funciona a través de la presión que se ejerce sobre estos discos, los cuales se encuentran sujetos de un brazo de reacción externo. Estos, a su vez, pueden ser hidráulicos —funcionan a partir del esfuerzo o presión  ejercida por un líquido— o mecánicos, los cuales trabajan  a partir de un cable que presiona al freno y lo hace funcionar. Ambos aportan grandes beneficios, sobre todo resultan bastante cómodos para los ciclistas, ya que logran activar el sistema sin tener que ejercer mucha fuerza de presión.
  1. Talla: finalmente, un aspecto que no se puede dejar de lado es el de las dimensiones de la bicicleta de montaña. Hay que considerar que elegir una talla incorrecta no solo causa incomodidad, sino también puede generar problemas en la columna, en la espalda y en las rodillas, además de afectar el funcionamiento del ciclista.
    Al hablar de talla nos referimos a la extensión que posee el tubo vertical del cuadro; es decir, aquel en el que se ubica el sillín y se extiende hasta los pedales. Para elegir una bicicleta adecuada será necesario conocer la extensión de la entrepierna y después medir la distancia que existe entre esa medida y la superficie. Una vez que se tenga ese número, se podrá buscar la medida determinada por el fabricante para cada extensión: extrachica, chica, mediana, grande o extragrande.

Estos son algunos elementos que debes tomar en cuenta al elegir una bicicleta de montaña. Recuerda que una elección correcta puede brindarte más seguridad y comodidad en cada rodada. Si estás buscando una opción que se acople a tus necesidades, en nuestra sección de Bicicletas de Montaña puedes encontrar diversos modelos que mejorarán tu experiencia. 

Avatar photo
About Author

Martí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *