Ciclismo Deportes

Ciclismo urbano, una opción económica y saludable para desplazarte

  • febrero 8, 2023
  • 6 min read
Ciclismo urbano, una opción económica y saludable para desplazarte

En la actualidad es frecuente que las personas busquen nuevas alternativas de transporte, considerando que las ciudades llegan a resultar inhabitables, sobre todo cuando de movilidad se habla. Ante esto, el ciclismo urbano se ha convertido en una alternativa para recorrer las calles de forma más accesible y trasladarse a distintos espacios.

Existen distintos tipos de ciclismo y su principal diferencia radica en el terreno en el que se desarrolla. Sabemos que no es igual una superficie asfaltada a una poco uniforme, empedrada o con muchas elevaciones; por esta razón, las bicicletas se adecua a cada necesidad y cuentan con características diferentes. A continuación te contamos más sobre esta modalidad.

¿Qué es el ciclismo urbano?

El ciclismo urbano es una variante que se caracteriza porque las personas hacen uso de una bicicleta con un fin de transporte, aunque también puede tener un carácter recreativo. En ambos casos las personas recorren la ciudad y se adentran en sus calles sobre este medio de transporte; en general, las distancias suelen ser cortas, pero también pueden desarrollarse recorridos más extensos en los que los ciclistas disfrutan del paisaje o encuentran una oportunidad para ejercitar su cuerpo.

Además, practicar el ciclismo urbano es una opción con bastantes beneficios para la salud, ya que al practicarlo se fortalecen los músculos del cuerpo y se obtiene mayor estabilidad. También mejora el equilibrio y la coordinación, pero sobre todo es una gran forma en la que se reduce el estrés y la ansiedad. A nivel social, hacer uso de una bicicleta como medio de transporte es una excelente forma de beneficiar al medio ambiente, pues no consumen combustibles, ni emiten gases o niveles de ruido altos.

Historia del ciclismo urbano

La historia del ciclismo urbano comienza con el surgimiento de las bicicletas, pues su primer uso fue como medio de transporte; sobre todo, teniendo en cuenta que para el siglo XIX las opciones para trasladarse eran escasas o limitadas para una élite económica que podía acceder a los carruajes o automóviles no comerciales.

Ahora bien, la primera bicicleta apareció en 1818, gracias al prototipo y materialización de Karl Drais, quien construyó este vehículo con madera y hierro. A partir de este hecho, fueron surgiendo nuevos modelos que incluían mejoras en este artículo; por ejemplo, para 1839, Kirkpatrick Macmillan agregó un cigüeñal en la rueda trasera y posibilitó la incorporación de unos pedales, lo cuales permitían que el ciclista hiciera avanzar o retroceder la bicicleta sin que los pies tuvieran que tocar el suelo. A este hecho le sucedió Pierre Michaux, quien en 1861 agregó pedales a la rueda delantera del primer modelo y correas metálicas, las cuales se mantenían en contacto con el suelo.

Eugène Meyer y James Starley, por su parte, optaron por poner una rueda más grande en la parte delantera; después, John Starley —proveniente de la misma familia— consideró útil poner las dos ruedas del mismo tamaño e incluir una transmisión por cadena. De esta forma, con el paso de los años y el surgimiento de nuevos avances, este vehículo se fue perfeccionando hasta como lo conocemos hoy en día y posibilitó que el ciclismo urbano se volviera más popular y accesible.

Consideraciones al practicar el ciclismo urbano

Al practicar el ciclismo urbano se deben tomar en cuenta ciertos factores que no solo harán más segura la rodada, sino que permitirán que el ciclista disfrute al máximo su recorrido sobre dos ruedas. Primero que nada debe considerarse que la elección de una bicicleta puede mejorar o empeorar la experiencia; por ese motivo, para la ciudad es necesario optar por aquellas que sean más resistentes. Esto se debe a que dentro de la ciudad es posible enfrentarse a espacios no pavimentados e, incluso, baches, los cuales podrían poner en riesgo este vehículo.

Ahora bien, esto no basta para elegir de forma correcta una bicicleta, es necesario que el cuadro sea adecuado para cada persona, pues permitirá mejorar el pedaleo y no afectar a las articulaciones. Para esto es necesario tomar en cuenta que los cuadros tienen tallas específicas, según la estatura de cada persona. Si no la conoces, solo mide la extensión de tu entrepierna y multiplícala por 0.21 para obtener la medida en centímetros. Recuerda que en el ciclismo urbano, la bicicleta será tu compañera en cortos o largos recorridos, así que procura que esta sea cómoda y te ayude a tener una buena postura.

Una opción para tus recorridos por la ciudad es la bicicleta Turbo Ciudad 1.1 R-700 Unisex, la cual cuenta con una transmisión de 7 velocidades y un sistema de freno V-Brake que te ayudará a desplazarte con la mayor seguridad. Además, cuenta con rines construidos en aluminio y llantas ideales para superficies urbanas. La bicicleta Veloci Ciclismo Spring City Urbana R-24 es otra alternativa para apropiarse de las calles y recorrerlas de la manera más segura, ya que tiene un cuadro de acero Hi-Ten que la hace bastante resistente, así como un asiento ergonómico City que se compone de resortes que dan mayor comodidad.

Si por alguna razón te enfrentas a caminos complejos, la bicicleta Ghost Ciclismo Urbana Auckland City R-26 Negro puedes ser tu gran aliada, pues su cuadro compuesto de acero beta high performance le proporciona una gran resistencia y gracias a su freno side pull, no habrá ningun impedimento para salir victorioso de estos terrenos.

Otro aspecto que debes tener en cuenta al practicar el ciclismo urbano es lo relativo a aquellos accesorios que te permitirán trasladarte de forma responsable. Nunca dudes en incluir elementos reflejantes a tu bicicleta y contar con luces que te ayuden a circular en la noche. También, el uso de un timbre y espejos puede ser de gran utilidad para alertar a peatones o automóviles de tu paso, así como para planificar tus movimientos.

Recuerda que el ciclismo urbano hace de las bicicletas un medio de transporte y como tal es necesario utilizarlo con responsabilidad: conduce de forma visible, respeta los semáforos y señalizaciones y procura mantenerte sobre la ciclovía, si es que la hay. Encuentra en nuestra sección de Ciclismo las mejores bicicletas y accesorios para desplazarte de un lugar a otro de forma segura.

About Author

Martí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *