Correr Deportes

Conoce algunas recomendaciones para correr más rápido y potenciar tus entrenamientos 

Avatar photo
  • noviembre 17, 2022
  • 5 min read
Conoce algunas recomendaciones para correr más rápido y potenciar tus entrenamientos 

Correr es una actividad que requiere de mucho entrenamiento, pues solo de esta forma se generará resistencia. Una vez que tengas dominado esto podrás intentar correr más rápido y darle mayor potencia a tus movimientos. 

Salir a correr es una de las actividades predilectas para las personas que desean ejercitarse, ya que al hacerlo su sistema cardiovascular y respiratorio se encuentra altamente beneficiado, y al mismo tiempo se queman calorías y se genera resistencia. 

Quizá ya conoces todos los beneficios que tiene este ejercicio aeróbico, pues lo prácticas con frecuencia. Sin embargo, sientes que has llegado a un punto en el que ya no encuentras resultados evidentes o simplemente quieres ponerte una meta más retadora a la hora de correr. Una forma de hacerlo es agregando más velocidad a tus carreras, ya que de esta forma potenciarás cada uno de tus movimientos y en menor tiempo sentirás los resultados. 

Recuerda que perfeccionar tus movimientos y condición física requiere de constancia y tiempo, pues es una actividad progresiva progresiva. Sin embargo, existen diversas acciones que te pueden ayudar a correr más rápido y que puedes ir poniendo en práctica; te las cuento a continuación: 

Antes de empezar…

  • Evalúa cómo estás corriendo: primero que nada debes conocer la intensidad con la que corres y la forma en que tu cuerpo responde a la forma en que lo haces; es decir, conoce tu frecuencia cardiaca y valora cuál es tu nivel de resistencia. 
  • Cronometra tu velocidad: para conocer los progresos que logres en un futuro, es fundamental que conozcas la velocidad que alcanzas al momento de iniciar con este nuevo reto. 
  • Conoce tu ritmo de carrera: tener un cadencia de paso es un aspecto importante al correr; generalmente se recomienda que sean 90 pasos por minuto, por cada pierna.
  • Fija una meta: un aspecto fundamental, una vez que conoces la forma y los números que alcanzas al correr, es proponerte un objetivo, ya sea romper un récord personal, aumentar los pasos o mejorar su cadencia. 
  • Elige la superficie en la que correrás: sé que muchas veces es difícil encontrar espacios amplios y especializados para correr como lo son las pistas de atletismo; otras veces estos espacios se encuentran invadidos por otras actividades. ¡Que esto no te detenga! Busca una superficie plana, libre  y con una longitud de 100 a 400 metros.  Procura no usar audífonos o algún otro aparato que te impida escuchar el exterior y ocasionar algún accidente.
  • Utiliza el equipamiento adecuado: usar ropa cómoda y ligera es un aspecto con gran importancia a la hora de correr, sobre todo cuando se busca llevar más allá la práctica de una actividad. Por esa razón, busca prendas con  cualidades de ventilación que te ayuden a no preocuparte por el sudor; procura que se compongan de poliéster, un material textil con secado rápido y elasticidad.
    Otro elemento esencial son los tenis, ya que estos pueden disminuir los impactos y rebotes, provocados por los movimientos, en las articulaciones. Por eso, es fundamental buscar un calzado que mitigue estos problemas.
    Si puedes, también utiliza un monitor de ejercicio  que te ayude a conocer tu ritmo cardiaco, oxigenación y que contabilice tus pasos, distancia recorrida y velocidad.
    Ahora sí, teniendo en cuenta todo esto, ¡estás listo/a para empezar a correr más rápido! Así que por atención a lo que te menciono enseguida:
  • Postura: párate firmemente, en vertical, con una pequeña inclinación hacia el frente. Mira hacia adelante con tu cabeza levantada y coloca los brazos de manera que formen un ángulo de 90°, pero se encuentren relajados. Revisa que mientras te desplazas tus hombros no se tensen o se vayan hacia adelante, pues esto también podría entorpecer tus movimientos.
    Respecto a los pies, el apoyo de entrada puede ser con las puntillas, pisando plano o con el talón; en las tres entradas procura estabilizar la pisada de forma que se favorezca el impulso y se reduzcan los impactos en la cadera y rodillas.
    Una vez que consideraste esto, recuerda que cada que los pies impacten contra el suelo debes flexionar un poco las rodillas, pues así evitarás tener las rodillas estiradas y lesionar tus articulaciones; ademas, esto te permitirá tener una mejor fuerza de impulso.
  • Incluye en tu rutina un entrenamiento por intervalos: una carrera por intervalos es una gran opción para darle mayor intensidad a tu entrenamiento; esta consiste en aumentar la velocidad durante un tiempo determinado y posteriormente descansar. Por ejemplo, puedes durante 15 minutos alternar un sprint a máxima velocidad  y descansar 45 segundos, y repetirlo así durante otros 14 intervalos. 
  • Corre en cuesta: una forma de incrementar la velocidad es correr en terrenos con elevación, ya que de esta forma se generará mayor resistencia, así como aumentará la entrada de oxígeno al cuerpo, lo que permitirá tener más fuerza, velocidad y potencia en cada movimiento. 
  • Fortifica tus músculos: intenta tener un entrenamiento más equilibrado e incluye ejercicios para fortalecer tus músculos, pues tener unas piernas más fuertes le dará mayor impulso a tus zancadas. Recuerda que las zancadas no deben ser ni muy cortas ni muy largas; lo importante es encontrar una cadencia y técnica sincronizada que te permita correr de manera más cómoda y eficiente.

No olvides que todo esto debe venir acompañado de una buena alimentación y de un adecuado periodo de recuperación: es imposible romper récords sin un buen descanso. Si deseas encontrar el mejor equipo para correr, busca en nuestra sección de Running a tus próximos compañeros de carreras. 

Avatar photo
About Author

Martí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *