Ejercicio en casa Yoga

¿Qué es el yoga y cuáles son sus beneficios?

Avatar photo
  • noviembre 29, 2022
  • 5 min read
¿Qué es el yoga y cuáles son sus beneficios?

En la actualidad es muy frecuente ver que las personas practican como actividad física el yoga, incluso lo convierten en un estilo de vida. Y es que realmente esa es una de las grandes cualidades de esta actividad: va más allá de lo físico, pues trae consigo toda una historia y filosofía que le da  otro sentido a lo que se hace. 

Sin embargo, pueden existir distintas ideas erradas respecto al yoga, pues se suele creer que está asociada a alguna religión y que, por tanto, se cree en un dios. Para aclarar algunos mitos respecto a esta actividad, en seguida te contamos qué es el yoga y cuáles son sus beneficios. 

¿Qué es el yoga?

El yoga es una práctica tradicional de la India con más de 6 mil años de antigüedad que se fundamenta en una filosofía que busca el mejoramiento humano a través de  ciertos principios éticos, de la realización de ejercicios físicos y técnicas de respiración, así como de la concentración, la relajación y el autoconocimiento. 

Cabe destacar que es una disciplina que cualquier persona puede practicar, ya que más allá de lo que se podría pensar no mide la flexibilidad ni la fuerza con la que se cuenta; al contrario, se adapta a las necesidades de cada persona sin importar la edad, el peso corporal, las limitaciones físicas o los padecimientos crónicos. El yoga es más que solo lo físico, pues acompaña a las personas que quieren estar consigo mismas y conocer se de mejor forma. 

Beneficios de practicar yoga 

Practicar yoga realmente es una gran forma de hacer ejercicio, pues aporta grandes beneficios al cuerpo y la mente que sin duda impactan de gran forma en el bienestar de las personas. A continuación te contamos cuáles son los beneficios de practicar esta técnica milenaria:

  • Disminución del estrés y la ansiedad: cuando se practica yoga, el cuerpo libera endorfinas, que son sustancias cuyo fin es darle al cuerpo la sensación de placer y bienestar, así como reducir el dolor. También, la producción de serotonina se acrecenta, lo que permite generar una sensación de bienestar en el estado de ánimo y por lo tanto reducir el estrés, la ansiedad y ayudar en la depresión. Todo esto aunado a la liberación de dopamina, una sustancia que provoca placer.
  • Reducción de la presión arterial y control de la frecuencia cardíaca: realizar distintas posturas de yoga –asanas– beneficia al sistema cardiovascular; este se compone por el corazón y los vasos sanguíneos y cumple con la función de transportar oxígeno desde los pulmones hacia las células y órganos del cuerpo. Así, al practicar yoga el corazón se fortalece y bombea sangre con menor esfuerzo, lo que permite controlar la presión arterial y mejorar el ritmo cardíaco.
  • Mejor respiración: uno de los grandes beneficios y habilidades que se adquieren al llevar a cabo esta práctica es la de controlar la respiración, ya que al hacerlo no solo se tendrá un mejor manejo del cuerpo y de cada movimiento, también la mente se silenciará. Esto permite que quien lo realiza entre en un estado de consciencia sobre su cuerpo y sobre sí mismo.
  • Relajación: este aspecto va muy de la mano con la respiración, pues para lograr un estado relajación en el que se libere la tensión acumulada y los músculos se destensen es fundamental una buena técnica de respiración, la cual lleve al yogui a dejar de sentir las sensaciones del cuerpo e ir más allá de la percepción que se tiene de uno mismo.
    En el yoga, generalmente, después de realizar las asanas y someter al cuerpo a un nivel de intensidad fuerte, se practica la savasana, una postura que ayuda a calmar  el sistema nervioso central –que controla todas las funciones del cuerpo– e impulsa la actuación del sistema nervioso parasimpático que comienza a desacelerar el corazón, relajar  los músculos del aparato digestivo y  disminuir la presión arterial.
  • Favorece la coordinación y la concentración: realizar las  posturas del yoga de forma constante beneficia el equilibrio, la coordinación de los músculos y la postura del cuerpo; esto sucede porque de forma progresiva los músculos se van acostumbrando a mantener una estabilidad, lo mismo pasa a nivel nervioso.
    Claro, esto se ve muy beneficiado por la capacidad de concentración que lleva el yogui, quien logra mantener un equilibrio mental que se refleja en lo físico.  De esta forma, cada persona va liberando tensiones que podrían causar incomodidad y desestabilizar al cuerpo. Para esto, siempre se recomienda mirar hacia un punto fijo, de forma que la mente se estabilice y sea más fácil mantener la concentración.
  • Beneficia el sistema digestivo: realizar de forma correcta las asanas y mantener una buena respiración son acciones que favorecen una mejor digestión. ¿Cómo sucede esto? Primero que nada hay que tener en cuenta que el yoga ayuda a reducir el estrés, un factor que altera al sistema digestivo. Además, con cada flexión y estiramiento los órganos involucrados en este proceso se relajan y permiten un mejor funcionamiento.
    Estos son algunos de los beneficios físicos, mentales y emocionales que tiene practicar el yoga, el cual se ha convertido en una de las actividades físicas predilectas por las personas que buscan algo más que el bienestar del cuerpo y que desean mantener en equilibrio su cuerpo y mente. Para realizar con mayor seguridad esta práctica será fundamental contar con un buen tapete de yoga que brinde estabilidad, protección y seguridad en cada asana.

Visita nuestra sección de Yoga.

Avatar photo
About Author

Martí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *