Deportes

Mitos y verdades sobre el uso de cintas kinesiológicas 

Avatar photo
  • noviembre 24, 2022
  • 6 min read
Mitos y verdades sobre el uso de cintas kinesiológicas 

Si bien es utilizada por muchos fisioterapeutas en sus tratamientos, también han surgido diversos estudios que revelan que realmente no apoyan en este proceso y que no son útiles para los deportistas. Por esa razón, en este artículo te contaré qué son las cintas kinesiológicas, sus beneficios y limitaciones.

¿Qué son las cintas kinesiológicas?

Es un tipo de vendaje neuromuscular utilizado con fines terapéuticos que participa en la recuperación de una lesión, pero sin afectar las funciones fisiológicas de los sistemas corporales; este fue creado en 1979 por el quiropráctico japonés Kenzo Kase, quien introdujo estas cintas e innovó en el mundo deportivo, ya que a diferencia de otro tipo de vendaje –que inmoviliza los músculos y articulaciones–, estas tiras le dan mayor libertad  a los músculos, pero también les brindan un soporte.

Las vendas kinesiológicas se caracterizan porque son elásticas y adhesivas, lo que les permite impregnar a la piel de tal forma que la acompaña en los movimientos y no la limita. Su composición es de algodón y poliuretano, así como de cianoacrilato que es un pegamento que le ayuda a adherirse al cuerpo. 

Beneficios del uso de las cintas kinesiológicas

Desde su creación, el doctor Kenzo Kase pensó en estas cintas como un método que impacta en la piel y desde ahí emite estímulos al sistema nervioso central, generando así los siguientes beneficios como respuesta: 

  • Reducir o aliviar los dolores en la zona
  • Minimizar la fatiga en los músculos 
  • Favorecer la circulación sanguínea 
  • Beneficiar la postura 
  • Mejorar la circulación linfática
  • Brindar soporte a músculos débiles 
  • Aumentar la amplitud de movimientos
  • Favorecer la elasticidad de los músculos, a partir de la regulación de su tono; es decir, estabilizar la elasticidad mínima y máxima de un músculo. 

Ahora bien, ¿cómo logran esto las cintas kinesiológicas? La propuesta de su creador es que a través de las fascias llegan los estímulos y las acciones mecánicas producidas hacia los músculos. Para esto hay que tener en cuenta que las fascias son tejidos localizados en todo el cuerpo, los cuales se encuentran en contacto con la hipodermis –capa más profunda de la piel–, de forma que al usar estas bandas en la piel se logra pasar de la parte más superficial de la piel hasta la fascia y los músculos. 

Cabe resaltar que la fascia se encuentra unida con los músculos a través de los perimisios, que es una capa muscular que permite que los vasos sanguíneos y los nervios se introduzcan en el interior del músculo. Por esa razón, es a partir de los perimisios que la fascia entra en contacto con la musculatura y le transmite los efectos del vendaje kinesiológico.

Aplicación de las cintas kinesiológicas 

Existen diversas maneras que puede aplicarse este vendaje, cada una cumple con diversas funciones y, por lo tanto, aporta diferentes beneficios. Recuerda que es necesario que un especialista las coloque, de acuerdo a las necesidades del paciente. Algunas de estas son:

  • Forma de “I”: consiste en la colocación de la banda por encima del vientre muscular; es decir es la parte central del músculo donde se produce su contracción. Esto permite concentrar la tensión en la zona que se desea tratar. 
  • Técnica de “Y”: el vendaje se coloca en el contorno del vientre muscular, de forma que la tensión se distribuye entre las bandas que se desprenden. 
  • Forma de “X”: las cintas kinesiológicas se acomodan de tal forma que parezca una equis; en medio se concentra el estímulo y la tensión y de ahí se dispersa entre cada uno de los extremos. 
  • Técnica de estrella o abanico: esta modalidad de colocación permite abarcar un espacio mayor y distribuir el estímulo entre cada uno de los desprendimientos de la cinta. 
  • Técnica linfática: este vendaje se coloca en forma de red, de forma que la tensión se concentra en la zona de los ganglios linfáticos y las tiras se desprenden sobre la zona que se desea drenar. 

Consideraciones al aplicar una cinta kinesiológica

Ahora que ya conoces cómo es que funciona este tipo de vendaje, hay que tomar en cuenta algunas de sus características; por ejemplo, poseen una elasticidad longitudinal de 130 % a 140 %, lo que les permite ejercer tensión sobre la piel. Asimismo, es resistente al agua, una cualidad bastante importante, pues le da una máxima duración. Aunque hay que tener en cuenta que se recomienda cambiarlo después de 3 o 4 días. 

Además, son hipoalergénicas, lo cual permite que sean bastante útiles para cualquier persona que decida usarlas, pues no les provocará alguna alergia o irritación. Otro aspecto de gran importancia es el tamaño, ya que la cinta se encuentra en medidas de 5 cm; sin embargo, dependiendo de las necesidades de aplicación, pueden cortarse y adaptarse a cada persona. 

Para su aplicación la piel debe encontrarse limpia y seca, ya que esto permitirá una mejor adherencia. Otro punto importante es que debe evitarse la formación de pliegues y siempre se recomienda que el ancla del vendaje se recorte de forma redonda, pues esto permitirá una mayor duración.

De igual forma, existen diversos colores que, según algunos especialistas, influyen en los beneficios que aportan: función analgesica, circulatoria, refrescante, etc. Si bien esto no está del todo aceptado, son muchos los colores y modelos que se pueden usar y que puede encontrar en Martí. Por ejemplo, la cinta Kinesiológica Go Plus Fitness, que tiene un diseño diferente, pero que promete los mismos beneficios. 

Comentarios en contra del uso de las cintas kinesiológicas 

Ahora bien, en un inicio mencioné que las cintas kinesiológicas tienen ciertas limitaciones. ¿A qué me refiero con esto? A que algunos fisioterapeutas han mencionado que no existen evidencias científicas que demuestren su eficacia. Algunos han referido que han observado pequeños cambios, pero no de forma generalizada, lo cual deja muchas dudas respecto a su funcionamiento. 

No se descarta su beneficio compresivo, pero sí se duda sobre todos sus demás efectos  en el tratamiento de lesiones musculoesqueléticas, tales como el mejoramiento de la fuerza y la movilidad, así como su ayuda en problemas. linfáticos

Como puedes darte cuenta, existen opiniones divididas respecto al uso de las cintas kinesiológicas. Sin embargo, su uso sigue siendo recomendado para brindar un mejor soporte muscular y no limitar los movimientos como lo haría el vendaje tradicional. En nuestra sección de Cintas Kinesiológicas podrás encontrar diversas cintas, pero no olvides que será necesario acudir con un especialista que determinará si es necesario su uso. 

Avatar photo
About Author

Martí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *