Ejercicio en casa

Más allá de los números: Conoce las ventajas de usar una báscula en tu rutina de ejercicio

Avatar photo
  • diciembre 27, 2022
  • 6 min read
Más allá de los números: Conoce las ventajas de usar una báscula en tu rutina de ejercicio

Motívate a alcanzar tus resultados mediante el uso de una báscula corporal durante tu entrenamiento.  

Durante mucho tiempo la báscula corporal ha sido un instrumento que ha construido relaciones negativas con los usuarios y es que se le ha visto como una herramienta que limita, en lugar de acercarnos a ella como una gran fuente de información.

Convierte las cifras en información útil y sácale provecho a la báscula

Cuando comenzamos a hacer ejercicio o decidimos tener una dieta más balanceada los números comienzan a hacerse presentes: ya sea que queramos medir las porciones que comemos o controlar nuestro peso. Ante esto, contar con una báscula corporal y de alimentos se vuelve necesario, pero con ellas puede venir el temor de no salirnos de la línea o de no alcanzar los resultados que esperamos.

Y sí, la relación que se ha formado con la báscula corporal ha sido negativa en muchos casos. Sin embargo, puede ser nuestra aliada si la volvemos parte de nuestra rutina y dejamos que nos guíe, informe e impulse a seguir cumpliendo nuestros propósitos. 

Tener un objetivo claro no es perjudicial y la báscula corporal es un gran instrumento para establecer un plan y motivarnos a cumplir una meta específica; claro, además de ayudarnos a advertir riesgos para la salud.

¿Qué es una báscula corporal?

La báscula corporal es un monitor que calcula la composición corporal de un cuerpo; es decir, los elementos que lo conforman: agua, grasa, músculo, proteínas, minerales, etc. Conocer nuestra composición corporal nos permitirá saber si existe una disminución o un aumento de masa grasa y de masa muscular, que se traducirán en mayor o menor reserva energética.

Esta información es muy útil porque ayuda a evaluar posibles riesgos para la salud, ya sea una enfermedad cardiovascular, hipertensión, alteraciones circulatorias o, incluso, inmunológicas. Pero también, una báscula corporal permite establecer objetivos cuando iniciamos una rutina de ejercicio, pues a través de ella lograremos contabilizar el peso del que se compone nuestro organismo y verificar si hemos perdido o incrementado kilos, según sea nuestra finalidad. En resumidas cuentas: seremos capaces de tomar decisiones respecto a nuestro bienestar.    

¿Qué información nos brinda una báscula corporal?

Con el tiempo, las básculas corporales también han pasado por procesos tecnológicos que han perfeccionado los datos que arrojan. Con ello, la oferta aumentó, pero sin duda optar por las opciones más completas es una gran inversión, ya que nos proporcionan la siguiente información:

  • Peso: se refiere a la composición total de todos los elementos que integran a nuestro cuerpo y no exclusivamente al porcentaje total de masa grasa o masa corporal que poseemos. 
  • Índice de masa corporal: corresponde a la relación que existe entre la masa corporal y la estatura de una persona. A partir de esta, se evalúa si existe un desajuste en el estado nutricional.
  • Grasa corporal: es ese porcentaje de masa grasa que conforma a nuestro cuerpo. Se puede localizar de forma subcutánea (debajo de la piel) o de forma interna. Además, cada una, por la función que cumple en el organismo, puede ser esencial para el cuerpo o de reserva.
  • Edad metabólica: se refiere a la edad de nuestro cuerpo en su sentido fisiológico. Factores como la obesidad, malos o buenos hábitos alimenticios o el consumo de tabaco o alcohol influyen de forma directa en este aspecto, que nos informará sobre posibles riesgos a nuestra salud.
  • Masa ósea: mide la cantidad de minerales de los que se conforma nuestro hueso. Esta cifra es de gran utilidad porque permitirá evaluar posibles problemas óseos como la osteoporosis.
  • Músculo esquelético: corresponde a la masa muscular de nuestro cuerpo, esta se relaciona directamente con la fuerza que aplicamos a nuestro músculo, la cual se ve altamente beneficiada por la cantidad de proteínas que ingerimos y la actividad física que realizamos. Hay que recordar que nuestros músculos son fundamentales para nuestros movimientos y la protección de posibles lesiones.
  • Porcentaje de agua corporal: nuestro cuerpo se compone en su mayoría de agua, por lo cual esta proporción nos indica la cantidad de agua que nos integra.

Tipos de básculas corporales según su funcionamiento 

Existen diversos tipos de básculas corporales de acuerdo a su funcionamiento; es decir a la forma en que nos obtienen la información respecto a nuestro peso.

  • Báscula de contrapeso: funcionan como una balanza; es decir, utilizan palancas sobre las cuales se ejerce una fuerza que corresponde al peso. Así, se encontrará el equilibrio a través del movimiento del pilón o pesa a lo largo de la barra graduada. 
  • Báscula con muelle elástico: cuantifican la fuerza de un objeto o persona sobre la fuerza de gravedad, por lo cual su funcionamiento es a través de un resorte, el cual se deforma al recibir determinado peso. 
  • Báscula electrónica: funcionan a partir de un sensor, el cual cambia su resistencia eléctrica cuando la pieza metálica de la que se compone se comprime tras un determinado peso. A su vez, existen diferentes tipos de básculas corporales electrónicas: de bioimpedancia o de baño, por ejemplo. La primera funciona a través de una corriente eléctrica que lanza el aparato, la cual le ayuda a medir la buena o mala conducción de esta corriente por los tejidos del cuerpo y así determinar el peso.

Por su parte, las conocidas básculas de baño funcionan como lo hace cualquier báscula eléctrica, pero su cualidad es que por su precio y facilidad de uso se encuentran en muchas casas. Estas básculas corporales cada vez cuentan con mayor tecnología, son digitales y nos ofrecen más información respecto a nuestra composición corporal.

En Martí puedes encontrar diversas básculas digitales de la marca Zeta fitness, las cuales, además de su diseño y colores, poseen una gran tecnología que nos ayuda a monitorear nuestro peso, índice de masa corporal, grasa corporal, edad metabólica, masa ósea, músculo esquelético y porcentaje de agua corporal.

Estas básculas corporales cuentan con una tecnología de encendido y apagado automático; además, las más sofisticadas tienen Bluetooth e indicadores que encontramos en la aplicación FeelFit, la cual nos ayudará a mantener un balance de los resultados previos, así como registrar a otros usuarios.

Visita nuestra sección de Básculas.

Avatar photo
About Author

Martí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *