Deportes

Conoce cuáles son los usos del vendaje en el deporte 

Avatar photo
  • noviembre 24, 2022
  • 5 min read
Conoce cuáles son los usos del vendaje en el deporte 

Para los deportistas o personas que practican un deporte con frecuencia el cuidado de sus músculos, articulaciones y ligamentos se vuelve una prioridad, pues estos se ven altamente impactados por los movimientos, rotaciones, rebotes y fuerza que se imprime en cada desplazamiento o flexión.  

Sin embargo, aunque los atletas cada día procuren mejorar su técnica, fortalecer sus músculos y usar el equipo más adecuado para evitar una lesión, no es algo que se pueda evitar del todo. De hecho, no solo quienes practican deporte se ven expuestos, todos hemos podido sufrir alguna fractura o hemos sentido algún dolor o molestia en nuestra musculatura. En la mayoría de los casos, quizá, hemos acudido al doctor, pero también hemos hecho uso de una venda que ha calmado el dolor y nos ha ayudado a estabilizar nuestros músculos y articulaciones. 

Aunque eso sí, no es lo mismo colocar una venda con el simple hecho de mitigar un poco el dolor que hacerlo con los debidos conocimientos y con un carácter terapéutico. Por esa razón, a lo largo de este artículo te contaré qué es y en qué consiste un vendaje funcional. 

¿Qué es el vendaje funcional? 

El vendaje funcional es una técnica que tiene como fin reducir la tensión provocada en una lesión, la cual es transmitida hacia los tejidos de los músculos, ligamentos y tendones. Así, el uso de vendas se utilizará para inmovilizar, corregir, estimular o contener  aquellos tejidos musculares que salieron afectados. Este procedimiento puede usarse de forma preventiva o terapéutica, según sea el caso.

  • Vendaje funcional preventivo: se usa para brindar estabilidad a aquellas zonas débiles o predispuestas a alguna lesión, ya sea por una lesión previa o por alguna enfermedad que lo predisponga. Así, usar una venda con fines preventivos permitirá estabilizar las articulaciones o músculos y mantenerlas en una posición neutra. 

    En estos casos, el vendaje no inmoviliza, sólo ayuda a evitar posibles movimientos que puedan empeorar algún tejido muscular que ya se encuentra predispuesto a una lesión, así como también optimiza su funcionamiento al brindarle un mejor soporte y apoyo.

  • Vendaje funcional terapéutico: este tipo de vendaje se utiliza para tratar aquellas lesiones que dañan sus tejidos musculares y articulares. Por esa razón, se vuelve fundamental limitar el movimiento con una venda para provocar alguna otra lesión. 

    En estos casos, la banda elástica se tendrá que colocar de determinada forma,sobre los tejidos que presentaron la lesión, para ayudarlos a posicionarse de forma correcta. Además, las vendas en estos casos tienen como objetivo garantizar la formación de hematomas o edemas que surgen en estos casos.

¿Cómo elegir el tipo de vendaje funcional?

Para la elección de una venda se deben considerar diversos factores, tales como el material y el nivel de inflexibilidad y dureza que se desea lograr. Asimismo se debe tomar en cuenta las medidas que poseen. 

  • Material: existen dos tipos de vendas, según el material del que se componen:  rígidas y elásticas, y cada una beneficia de distinta forma a los tejidos musculares. El vendaje rígido se recomienda para aquellas situaciones en las que se desea limitar el movimiento; por ejemplo, en una lesión de mayor gravedad.

    Por su parte, para aquellas situaciones en que su uso sea preventivo o se intente cambiar de forma progresiva de un estado de lesión a otro se utilizará un vendaje elástico, el puede ser adhesivo o autoadhesivo y dota de mayor libertad de movimiento.
  • Técnica: esto se encuentra muy relacionado con el tipo de material; por ejemplo, para cuando se desea inmovilizar un parte del cuerpo, las vendas utilizadas serán las rígidas. Por su parte, para contener los movimientos que resultan dolorosos o problemas vasculares lo mejor será utilizar un vendaje elástico. 
  • Medidas: otro aspecto que debe tomarse en cuenta es el de las medidas de las vendas, ya que su anchura determinará su uso en determinadas zonas del cuerpo.  En este sentido, las que miden de 2 a 3 cm son recomendables para dedos, manos y pies; para el torso y miembros del cuerpo las de 4 a 6 cm  son las más útiles. Finalmente, para el anclaje del vendaje, las medidas recomendadas son de 5 a 8 cm. 

Consideraciones al momento de colocar un vendaje 

Ahora bien, para colocar un vendaje es importante tener en cuenta que primero debe haber una preparación de la piel, la cual consiste en rasurar la superficie si es necesario; esto con el fin de que la zona se encuentre más libre y facilite la colocación de las vendas. 

Posterior a esto, se deberá quitar la grasa de la piel con alcohol o éter. O simplemente limpiar con abundante agua y jabón y después secar de forma completa. En algunos casos también se puede usar un prevendaje de espuma que ayuda a evitar deslizamientos o rozaduras en la piel, así como sprays adhesivos que facilitan su colocación. 

Asimismo, es importante considerar que el uso de un vendaje funcional debe ser indicado y colocado por un especialista, quien determinará si es necesario o utilitario poner vendas; por ejemplo, no es recomendado cuando hubo una rotura de ligamentos, músculos y tendones, así como fracturas o heridas que necesitan de una observación constante. 

Si deseas encontrar algunas vendas útiles para tu recuperación muscular, puedes ingresar a nuestra sección de Vendas, donde encontrarás diversas opciones para mitigar los dolores musculares, tendinosos y articulares. Recuerda siempre acudir al médico para tener un mejor diagnóstico y recuperación.

Avatar photo
About Author

Martí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *