¿Cómo encontrar agua potable en la naturaleza? Consejos de supervivencia

Picture of Martí

Martí

10 mayo, 2023

como-encontrar-agua-potable-en-la-naturaleza

¿Cómo encontrar agua potable en la naturaleza? Muchos aventureros principiantes han llegado a hacerse esta pregunta, y es que cuando pasamos de la comodidad de los suburbios y nos adentramos en la naturaleza, empezamos a estar por nuestra cuenta.

Nuestros cuerpos no pueden estar mucho tiempo sin ser hidratados, y afortunadamente en la naturaleza se puede conseguir el vital líquido si se cuenta con el conocimiento adecuado para poder encontrarlo.

Lamentablemente muchas personas que se han perdido en un tranquilo paseo por la naturaleza han fallecido por no contar con este conocimiento y es por eso que estamos aquí para enseñarte.

¿Cuánta agua necesitamos?

Para poder saber la cantidad de agua que necesitamos, debemos tomar en cuenta la temperatura y humedad ambiental al igual que la actividad física que estemos desempeñando, pero nunca va a ser menos de 2 litros diarios. En el desierto se necesitan de 10 a 12 litros para poder llevar una actividad normal.

¿Cómo podemos encontrar agua en la naturaleza?

Si nos encontramos en zonas templadas no nos va a ser difícil encontrar cursos de agua. En cambio en las zonas desérticas y secas la cosa se complica un poco.

El escavar en lechos secos de arroyos y ríos puede dar buenos resultados. Los cúmulos de vegetación en un determinado lugar es indicio de existencia de agua en ese lugar.

Los animales también necesitan beber del vital líquido, por lo que el observar su desplazamiento a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde puede darnos pistas de donde se encuentra el agua.

Indicios de presencia de agua en el terreno

El agua siempre desciende, por lo que el buscar en los valles suele ser muy efectivo para encontrar agua cuando esta ya nos escasea. Busque donde se encuentre vegetación verde.

Todos los hábitats poseen plantas que crecen únicamente donde hay agua, por lo que es muy recomendable conocerlas en el entorno donde tengamos pensado movernos. Así aunque no veamos agua en estos entornos podemos probar en hacer un hoyo, es muy probable que encontremos a no mucha profundidad.

En las zonas rocosas puede ser más complicado el encontrar agua. En terrenos calizos si logramos encontrar alguna cueva es muy probable que contenga agua. En zonas volcánicas, las rocas de lava son porosas y es muy probable que permitan aflorar maniátales, debemos buscar en los valles.

En las costas, no es difícil el encontrar agua, aunque sea salobre, no representa un gran riesgo para la salud. En ese caso debemos buscar entre las dunas a ver si encontramos un hoyo con agua, y en caso de no conseguirlo, podemos excavar.

Si no hay dunas, excavaremos en la playa por encima del nivel de la pleamar, durante la baja mar. El agua dulce flota sobre la salada así que probablemente cuando hallemos agua, no conviene profundizar mucho el hoyo.

Es importante saber que no podemos beber agua de mar, porque esta terminaría matándonos. Si no encontramos agua potable en la costa podemos destilar el agua de mar fabricando un destilador improvisado con plástico, un hoyo en la arena y un recipiente plástico.

Visita nuestras secciones de Senderismo y Campismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Post