10 ejercicios de braceo para nadar mejor

Picture of Redacción Martí

Redacción Martí

6 febrero, 2024

Introducción

La natación es un deporte apasionante que no solo requiere resistencia y fuerza, sino también una técnica precisa. Entre los diferentes estilos de natación, el braseo destaca por su elegancia y complejidad. Si buscas mejorar tu técnica de braseo y convertirte en un nadador más eficiente, estás en el lugar correcto. ¡Estás en blog Martí!

Ejercicio 1: Kick de crol con tabla

El “kick de crol con tabla” es un ejercicio fundamental para perfeccionar la patada de braseo. Para realizarlo, necesitarás una tabla de natación. Sujeta la tabla frente a ti con las manos y colócala entre las piernas. Mientras mantienes las piernas rectas, comienza a realizar una patada de crol vigorosa.

La clave aquí es concentrarse en mantener las piernas a flote mientras realizas la patada. Esto te ayudará a desarrollar la fuerza en las piernas y a mejorar la coordinación entre la patada y la brazada de braseo. Asegúrate de mantener un ritmo constante y una patada controlada.

Ejercicio 2: Pull buoy con braseo

El “pull buoy con braseo” es otro ejercicio esencial para la mejora de la técnica de braseo. Utiliza un pull buoy, un dispositivo flotante en forma de figura ocho, colocado entre los muslos. Esto te impedirá usar las piernas mientras te concentras en el movimiento de los brazos.

Este ejercicio ayuda a perfeccionar la coordinación entre las brazadas y las patadas. Fomenta la concentración en la tracción de los brazos y en la entrada de las manos en el agua. Además, fortalece la zona superior del cuerpo, lo que es crucial para un braseo efectivo.

Ejercicio 3: Braseo de brazos alternados

El “braseo de brazos alternados” es una excelente manera de mejorar la coordinación y la fuerza en ambos brazos. En este ejercicio, nadas el braseo con un brazo mientras el otro permanece extendido hacia adelante.

Para realizarlo, extiende un brazo hacia adelante y el otro brazo ejecuta una brazada completa de braseo. Luego, alterna los brazos de manera continua. Este ejercicio te obliga a concentrarte en la coordinación de la brazada y a fortalecer ambos brazos de manera uniforme.

Ejercicio 4: Nado con palas

Las palas de natación son herramientas efectivas para mejorar la fuerza y la técnica en el braseo. Al nadar con palas, aumentas la resistencia en el agua, lo que requiere un mayor esfuerzo de tus músculos. Esto se traduce en una brazada más poderosa y eficiente.

Para usar las palas, colócalas en tus manos antes de nadar. Al hacerlo, sentirás un aumento en la resistencia del agua. Asegúrate de mantener una técnica adecuada mientras nadas y evita la tensión excesiva en los hombros. Las palas son especialmente útiles para desarrollar la fuerza en los músculos de los brazos y mejorar la tracción en el braseo.

Ejercicio 5: Drill de patada de mariposa

La patada de mariposa es un componente fundamental del braseo. Practicarla como un drill te ayudará a fortalecer los músculos de las piernas y a perfeccionar la patada de braseo. Para realizar este ejercicio, puedes utilizar aletas para aumentar la resistencia en el agua.

Mientras practicas la patada de mariposa, asegúrate de mantener las piernas juntas y los tobillos flexionados. Esta patada proporciona propulsión y estabilidad en el braseo, lo que mejora tu técnica general. Practicar la patada de mariposa también te ayudará a desarrollar una patada de braseo más efectiva y potente.

El braseo es una técnica fundamental en la natación.

Ejercicio 6: Uso de snorkel

El uso de un snorkel es una herramienta valiosa para enfocarse en la técnica de braseo sin preocuparse por la respiración. Al utilizar un snorkel, puedes centrarte completamente en la posición de la cabeza, el movimiento de los brazos y la patada de braseo.

El snorkel te permite mantener una posición horizontal en el agua, lo que es esencial para un braseo eficiente. Además, te ayuda a evitar levantar la cabeza durante la respiración, un error común que puede afectar negativamente tu técnica. Al practicar con un snorkel, trabaja en mantener la cabeza en línea con el cuerpo y la boca bajo el agua.

Ejercicio 7: Braseo con pulling paddles

Las pulling paddles son palas de natación diseñadas para trabajar los músculos de la espalda. Al utilizarlas en tus entrenamientos de braseo, fortalecerás los músculos de la espalda y mejorarás la tracción de tus brazos en el agua.

Para utilizar las pulling paddles, colócalas en tus manos antes de nadar. Al hacerlo, sentirás una resistencia adicional en cada brazada de braseo. Concentra tu atención en la tracción de los brazos y mantén una técnica adecuada. Este ejercicio te ayudará a desarrollar una brazada de braseo más sólida y a fortalecer los músculos de la espalda que son vitales para la natación eficiente.

Ejercicio 8: Braseo de brazos extendidos

El “braseo de brazos extendidos” es un ejercicio que enfatiza la amplitud de movimiento en tus brazos. Al nadar con los brazos completamente extendidos hacia adelante, puedes mejorar la técnica de la brazada y aumentar la eficiencia en el agua.

Para realizar este ejercicio, extiende tus brazos hacia adelante y manténlos rectos mientras realizas la brazada de braseo. Esto te obliga a maximizar la amplitud de movimiento en tus brazos y a trabajar en una entrada suave en el agua. La práctica regular de este ejercicio te ayudará a sentir una mayor tracción en el braseo y a mejorar tu técnica general.

Ejercicio 9: Nado de espalda con braseo

El “nado de espalda con braseo” es un ejercicio cruzado que complementa tu entrenamiento de braseo. Al nadar de espalda, trabajas diferentes músculos y desarrollas la resistencia necesaria para un braseo más fuerte y sostenido.

Para realizar este ejercicio, simplemente gira sobre tu espalda y comienza a nadar en el estilo de espalda. Sin embargo, en lugar de realizar la patada de espalda tradicional, concéntrate en realizar una patada de braseo. Esto fortalecerá tus piernas y mejorará la coordinación entre la patada y la brazada de braseo.

Ejercicio 10: Series de braseo intervaladas

Las series de braseo intervaladas son cruciales para mejorar la resistencia y la velocidad en el braseo. Este ejercicio simula situaciones de carrera y te ayuda a desarrollar la capacidad de realizar braseo a diferentes ritmos.

Para realizar series de braseo intervaladas, alterna entre ráfagas de braseo rápido y braseo más lento. Por ejemplo, puedes realizar 50 metros de braseo rápido seguidos de 50 metros de braseo a un ritmo más relajado. Este entrenamiento mejora la resistencia y la capacidad de aceleración, lo que es esencial para nadadores de competición.

Conclusión

Dominar la técnica de braseo en la natación es un proceso que requiere tiempo y dedicación. Estos 10 ejercicios que te proporcionamos con Martí Mx te darán las herramientas necesarias para perfeccionar tu braseo y nadar como un profesional.

Recuerda que la práctica constante es clave para mejorar tu técnica y tu rendimiento en el agua. Con paciencia y esfuerzo, verás mejoras significativas en tu braseo y podrás disfrutar de una experiencia de natación más fluida y eficiente. ¡Nada con confianza y disfruta de tus logros en la piscina!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Post