Cuídate

¿Qué son y para qué te sirven los superalimentos?

«Que la comida sea tu medicina y la medicina sea tu alimento»


‒ Hipócrates.

Cuando hablamos de nutrición, la tendencia actual se refiere a los superalimentos, y aunque este nombre suena impactante, la verdad c los conoces de toda la vida. Chía, canela, amaranto, aguacate, leguminosas, jengibre y muchos otros de los llamados superfoods, los tienes a tu disposición en el mercado de la colonia, y la mayoría, a precios accesibles.
¿Qué son los superalimentos?
Para ser sinceros, no existe una definición oficial del término, pero es aceptado referirse de esta manera a los alimentos 100 % naturales que sin ningún proceso industrial, aportan grandes beneficios a la constitución física humana por su concentración de diversos nutrientes esenciales para el cuerpo humano.
No todos los alimentos pueden ser calificados de súper, ya que deben de cumplir al menos con estos requisitos:

  • Ser fuente de fibra, vitaminas y/o minerales.
  • Poseer un alto contenido en fitonutrientes y antioxidantes (como las vitaminas A, E y betacaroteno).
  • Contener de manera natural una baja densidad calórica.

Una de las características más valoradas por los consumidores de superalimentos, es que la mayoría de ellos no contienen gluten ni colesterol, lo que los hacen ideales como complementos nutricionales.

Image Caption

Tip Martí

Vuelve a una alimentación sana
No nos engañemos, los alimentos procesados, precocinados, fritos o endulzados son artificialmente deliciosos, muy accesibles porque están en todos lados y por si fuera poco, la mayoría de las veces son baratos, ¡son la trampa perfecta para “salir del paso”! Pero debes tener cuidado, porque aunque te dejen satisfecho de momento, eso no quiere decir que te están nutriendo, ¿verdad? Así que ojo, mejor dedícale un poquito de tiempo en tu visita al súper para conseguir esos superalimentos que te harán mucho bien, y sentir nada de culpa.
Conoce a los superalimentos
La UNAM se ha encargado de dividir a los superalimentos en distintos grupos fácilmente identificables:
  • Hierbas y especies. Utilizadas por sus virtudes antibióticas e inflamatorias, como la sábila, epazote o el gingseng, un poderoso reconstituyente natural.
  • Nueces, semillas y frutas secas. Ricas en antioxidantes naturales, aceites benéficos y varios tipos de vitaminas. Aquí entran las variedades de nueces, frutas y dátiles secos, que son muy prácticos para el snack del mediodía.
  • Marinos. De inicio, incorpora pescados blancos y azules a tu dieta, pero también algunas algas ricas en calcio, antioxidantes y proteínas, como la spirulina, el arame o el nori.
  • Verdes. Espinacas, acelgas y demás vegetales de este color que regulan la digestión y son fuente de vitaminas A, C, B, E y K; minerales indispensables como el hierro, calcio, magnesio, potasio y fibra, sin aportar casi ninguna caloría.
  • Text Hover
Seas o no un deportista de alto rendimiento, incluir algunos de estos superalimentos en tu dieta diaria es esencial para complementar un régimen de vida saludable, y lo mejor, es que podemos tener una buena cantidad de ellos en la cocina y combinarlos adecuadamente en platillos ricos. 
Así puedes estar seguro de que estarás consintiendo sanamente a tu cuerpo y mente.