Entérate

Origen de las camisetas de futbol: una segunda piel

Cuando surgió el futbol en la Inglaterra de 1863, a nadie le importó cómo vestirse. Fue hasta 1867, ya como deporte organizado, que surgieron las primeras reglas sobre su vestimenta: cada equipo debería usar camisetas rayadas, unos en color azul y otros en rojo. Tres años después, en 1870, surgieron las primeras camisetas de futbol personalizadas por cada equipo, tomando como base los colores de las escuelas o asociaciones a las que pertenecían.
El rápido auge del futbol en Europa y luego en América, llevó a muchos equipos nacientes a tomar como referencia los uniformes de los equipos británicos para crear los propios, y sólo hasta los años 70 diversos equipos comenzaron a usar diseños personalizados.
Fue el Leeds United de Inglaterra quien cambió el rumbo de la historia cuando en 1975 puso a la venta su camiseta oficial, exitoso golpe comercial que no tardaron en copiar prácticamente todos los clubes del mundo, desatando un furor entre la fanaticada por vestir con orgullo los colores de su equipo favorito.
Tres leyendas mexicanas
  • Text Hover
En México, son dos los clubes que han marcado la historia de nuestro balompié: América y Guadalajara, cada uno con camisetas de arraigado prestigio.

El Club América, en sus 104 años de existencia, se ha convertido en el equipo mexicano con mayor número de copas oficiales ganadas, con un total de 35 (diez de ellas internacionales), y es la escuadra con mayor número de campeonatos en la Primera División mexicana, con 13.
Fundado en 1916, desde ese mismo año adoptó una imagen vigente hasta nuestros días: su distintiva camisa en color amarillo del Colegio Mascarones, una de las dos escuelas fundadoras del equipo. Los diseños han variado con el paso de los años, pero siempre han mantenido el amarillo, azul y el rojo de las letras de su escudo, como la base de sus diferentes combinaciones y diseños.
La mexicanísima de origen europeo
Junto con el América, el Club Deportivo Guadalajara, fundado en 1906, son los únicos dos equipos que han jugado todos los torneos de la Primera División desde su inauguración en 1943, siendo su casaca a rayas rojiblancas una de las más queridas, aunque curiosamente su origen está en Brujas, Bélgica, ciudad natal de Edgar Everaert, fundador del equipo, quien tomó las franjas verticales del Brujas FC (del que era aficionado), pero usando los colores rojo, blanco y azul de la bandera oficial de aquella ciudad belga.
  • Text Hover
También se dice ‒y esta es la historia más popular‒ que los colores fueron tomados de la bandera de Francia, como un homenaje de los miembros del primer equipo en 1906, la mayoría de ellos, de nacionalidad francesa. Como sea, la camiseta del Rebaño Sagrado es un sinónimo de mexicanidad.
Sangre azul con piel dorada
  • Text Hover
Más jóvenes son los Pumas de la UNAM, fundados formalmente en agosto de 1954, debutando en la Segunda División nacional, donde permanecieron ocho años. Sin embargo, desde antes de su debut en el máximo circuito nacional en 1962, los Pumas ya eran un equipo querido por la afición joven de México, que se reflejó en su filosofía renovadora, tomando sus colores azul y oro con un peculiar orgullo que se completó en 1974 con la presentación del hoy legendario logotipo del puma en medio del triángulo biselado.