Equípate

La importancia de cada centímetro en una cancha de basquetbol

Dos cestas de fruta colgadas en lo alto de cada extremo de un gimnasio, un balón y dos equipos de nueve jugadores, fueron el inicio del básquetbol en 1891, una actividad creada por el profesor en educación física James Naismith por la necesidad de tener un actividad indoor para sus estudiantes ante el brutal invierno.

Hoy es común encontrar canchas en todo el mundo, sin embargo, la Federación Internacional de Basquetbol (FIBA) ha establecido una serie de condiciones reglamentarias para su práctica, donde cada centímetro del campo está perfectamente delimitado.
El rectángulo mágico
Las dimensiones oficiales que marca la FIBA son de 28 m de largo por 15 de ancho, aunque pueden variar mínimamente de acuerdo a cada país y sus ligas profesionales, por ejemplo, las canchas en la NBA miden 28.65 por 15.24 m. A estas medidas hay que sumar dos metros por lado como área de protección, la cual debe estar libre de obstáculos… aunque ya sabes, los fotógrafos suelen invadirla con dolorosos resultados.

La cancha tiene una serie de líneas de cinco centímetros de grosor que delimitan su perímetro y sus partes internas. En medio del rectángulo se traza un eje que lo divide en dos partes iguales y al centro de la cancha se dibuja un circulo central de 3.6 metros de diámetro.
Desde dónde anotar
  • Text Hover
Si eres fanático del basquetbol, sabrás que las canastas no se sitúan sobre las líneas del perímetro del campo, sino a 1.20 m del interior de la cancha y a partir de ella se miden 4.60 m para la línea de tiro libre, la cual es rodeada por un círculo de 3.6 m de diámetro.

La FIBA modificó en 2010 la línea de tiro de tres puntos, situándola a 6.75 m de distancia de la canasta. Esta determinación se tomó para unificar los criterios existentes en la NBA, donde era de 7.24 m, y en Europa, donde la distancia era de 6.25 metros. La nueva distancia se resolvió promediando ambas y así, todos contentos.

Todo en el basquetbol es medible, por ello, la FIBA tiene rigurosos estándares para los balones. Un balón profesional mide entre 74 y 76 cm de diámetro; pesa entre 567 y 610 gramos y debe tener una textura conformada por 9,366 puntos, los cuales evitan que se resbalen de las manos húmedas.

Image Caption

Tip Martí

La canasta, esa meta soñada
La canasta es primordial para la espectacularidad del juego, por lo que también cuenta con una serie de medidas estrictas: debe situarse a una altura de 3.05 m, su aro tiene un diámetro de 45 cm donde se distribuyen de manera equidistante doce anillos de los cuales se sujeta una red cónica cuya parte colgante es de menor diámetro, para evitar que el balón encestado caiga de inmediato al suelo.
  • Text Hover
Cada canasta cuenta con un tablero de 1.05 cm de alto por 1.08 de ancho y en él se dibuja un rectángulo de 59 por 45 cm al nivel del aro, cuya finalidad es calcular el tiro para logar la anotación.

Como vez, el deporte ráfaga es una disciplina que, aunque no lo parezca, cuenta con una precisión milimétrica para hacer de él un espectáculo de velocidad, fuerza y agilidad incomparable.